Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ponemos a prueba el Volvo V60 Plug In

La semana pasada un equipo de Más Que Coches GT se desplazó hasta Toledo para conocer de primera mano el nuevo Volvo V60 Plug In. Un modelo que fue presentado en el Salón de Ginebra de 2011 y que es el primer diésel híbrido enchufable del mercado.

A pesar de que el V60 Hybrid inició sus ventas en 2012 en otros países, hasta ahora no se había decidido su comercialización en España debido a la escasa capacidad de producción. Desde la marca sueca esperan vender al menos 100 unidades de aquí a que finalice el año.

Estéticamente los ingenieros de Volvo han optado por usar una carrocería familiar, la más indicada para este tipo de modelos. Presenta unas líneas muy cuidadas y su portón trasero muestra la insignia D6 AWD, que hace alusión a su motor y sus altos niveles de rendimiento.

En el interior se ha cuidado hasta el más mínimo detalle. Cuenta con elementos como la madera y el cuero, y con mandos de control muy fáciles de usar. Además, el volante incorpora calefacción eléctrica y levas para cambiar de marcha manualmente.

Además, esta nueva versión del V60 dispone de todos los elementos de seguridad incorporados en el resto de la gama del fabricante sueco.

En el aspecto mecánico, el nuevo Volvo V60 D6 Híbrido Enchufable combina un potente motor diésel que rinde 215 CV con otro eléctrico de 70 CV. Con estas peculiaridades técnicas, estamos ante un coche que nos permitirá recorrer en modo puramente eléctrico hasta 50 kilómetros y alcanzar hasta 120 km/h. Además, si combinamos ambos motores, tendremos una autonomía de más de 1000 kilómetros y unas emisiones de sólo 48 g/km.

Su sistema de baterías se recargan en 7 horas y media en un enchufe domestico de 6 A, o en 4 horas y media si utilizamos uno de 10A.

Además en este modelo podremos seleccionar tres modos de conducción mediante tres botones para elegir comportamientos totalmente distintos: pure, hybrid o power.

En modo pure el vehículo es alimentado exclusivamente por su motor eléctrico. Si optamos por el modo hybrid, el motor diésel y el motor eléctrico colaboran para conseguir un rendimiento óptimo.

Finalmente, si optamos por el botón power, el V60 se optimiza para que el vehículo tenga la máxima potencia posible unificando sus motores y dando como resultado 285 CV de potencia. En este modo es capaz de pasar de 0 a 100 en poco más de 6 segundos.

Seguro y ecológico, así es el nuevo Volvo V6o Plug In. Un coche que puede ser vuestro desde 60.900 euros.