Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La segunda generación del Coupé Cabriolet

Renault sigue explotando la mina de oro que ha supuesto la creación del nuevo Megane. Después de los éxitos cosechados con sus variantes Coupé y Sport Tuner, aquí os presentamos la segunda generación del modelo Cabriolet, un convertible de techo duro que la marca comercializará a finales del mes que viene. Su horquilla de precios arrancará en 20.300 euros.
Físicamente, el último descapotable francés no ha introducido ningún cambio con respecto al modelo de 2003, aunque su impacto visual se debe a que todas sus líneas se han perfilado y que su capota ha mejorado sus labores de pliegue y recogida. Ahora sólo tarda 21 segundos y por supuesto su accionamiento es completamente eléctrico.
Este techo metálico cuenta con una superficie acristalada, y para evitar turbulencias cuando se circula con la capota desplegada, se ha instalado un pequeño deflector tras lo reposacabezas posteriores.
Renault afirma que cuatro personas pueden viajar tranquilamente sin notar el efecto del viento hasta unos 90 Km/hora.
Donde sí se aprecia una clara evolución es en el habitáculo. Los asientos podrán escogerse en tres tonalidades diferentes, carbón oscuro, beis claro y carbón rojo, mientras que su climatizador tendrá otros tantos programas de funcionamiento, Soft, Auto y Fast. Esta personalización también se traslada a su oferta dinámica.
Estará disponible con tres propulsores de gas y tres de la familia diesel con un rango de potencias que va desde los 110 hasta los 160 caballos.
Todos ellos irán asociados a un cambio manual de seis marchas, a excepción de la versión de accesorio más asequible que monta una misión automática de 7 marchas. Es cómodo, tiene muy buen tacto al volante y altas velocidades.