Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los superdeportivos en el salón de París

Si en el salón de París hay coches que brillan con luz propia, estos son los superdeportivos, que sin lugar a dudas, forman el segmento más espectacular del mercado. Un terreno muy especial en el que los principales fabricantes de este tipo de coches no quisieron faltar a su cita y una vez más pusieron toda la carne en el asador.

Y si no nos creéis, atentos porque Lamborghini y Aston Martin no defraudaron con algunas de sus novedades.

Empezaremos con Aston Martin, que llevó a París una de sus últimas creaciones: el Vanquish Carbon Edition. Se trata de una versión limitada del mítico modelo, que sólo estará presente en dos colores: negro y blanco. Además, montará elementos negros en fibra de carbono, nuevos faldones y llantas de 10 radios.

Pero las sorpresas de la marca británica no terminaron aquí porque Aston Martin también aprovechó el Salón de París para mostrar los renovados Rapide S y Vanquish 2015. Dos modelos que montan un cambio automático de 8 velocidades, así como varias mejoras mecánicas que les permiten mantenerse entre la elite de este sector.

Otro de las marcas que levantó una enorme expectación fue Lamborghini. Y para ello, el fabricante italiano puso en escena el modelo más rápido que se ha construido en la historia de la factoría de Sant'Agata Bolognese: el Asterión.

De momento, sólo es un prototipo, pero esconde un gran secreto: se trata del primer coche híbrido de Lamborghini ya que combina un motor de gasolina V10 con 612 caballos con otros tres eléctricos que añaden otros 300 CV. En total, el conductor de este vehículo tendrá a su alcance 912 CV de potencia conjunta.

Pero si hay algo que sorprende aún más en este prototipo es su consumo medio de combustible: apenas 4,2 l/100 kilómetros.

En nuestro bloque dedicado a las berlinas de lujo hacemos una parada especial en Bentley, que ha mostrado en este certamen el nuevo Mulsanne Speed, la variante más deportiva de la marca británica. Poderío total.

y si en parís había un stand exclusivo y elegante, ése fue el de Bentley. Una zona diferente en la que nos encontramos con esta nueva berlina de superlujo que viene dispuesta a revolucionar el mercado.

Una maravilla de los fabricantes británicos que han sabido combinar, como nunca en el Mulsanne Speed el lujo y la deportividad.

Porque a los sofisticados acabados, a los que ya nos tiene acostumbrados Bentley, ahora hay que sumarle un potente motor V8 biturbo con 537 caballos de potencia. Mecánica que le permite acelerar de 0 a 100 en menos de 5 segundos, y todo ello a pesar de sus casi 3 toneladas de peso.

Su precio se sitúa en 400.000 euros y estará disponible, bajo pedido, a lo largo de 2015.