Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los superderpotivos de Frankfurt

En un salón como este no podían faltar marcas como Porsche, Bentley, Ferrari, Lamborghini y Aston Martin. Y es que los superdeportivos y berlinas de lujo siempre destacan por encima de todo.

En nuestra opinión el más impresionante de todos ha sido el Ferrari 458 Speciale. La versión más eficaz de la máquina italiana. Una variante que sigue fiel a sus antecesores: el 360 Stradale y el 430 Scuderia. Dos modelos súper efectivos desarrollados para sacar su máximo potencial en un circuito.

El motor V8 de la nueva criatura aumenta su potencia hasta los 605 CV. Además, se ha reducido el peso en 90 kilos para situarse en unos impresionantes 1.290 kilos y se ha llevado a cabo un profundo estudio de aerodinámica activa y pasiva. Esto ha conseguido que se reduzca en 4 décimas su aceleración de 0 a 100 km/h, que ahora es de 3 segundos exactos.

Además, exteriormente monta nuevos escapes situados en medio de la parte posterior, apéndices aerodinámicos y una decoración blanca y azul que recorre toda la carrocería.

Por su parte, la respuesta del enemigo de Ferrari no se hizo esperar. Y es que Lamborghini no ha tardado en mostrarnos el Squadra Corse: la última evolución del legendario Gallardo.

Modelo que monta el conocido propulsor 5.2 con 570 CV y un aspecto idéntico a los Gallardo que compiten el campeonato monomarca europeo. Además, su interior no deja espacio para materiales que no sean la fibra de carbono o la alcántara. Un magnifico final de vida para este modelo, que está a la espera de su pronta renovación.

y como no podía ser de otra manera y recién llegado de Stuttgart pudimos ver en vivo el nuevo misil de Porsche: el 911 Turbo. Un coche al que la competencia siempre mira con respeto y que será sin duda uno de los coches del año.

El nuevo 911 turbo es 28 milímetros más ancho que un Carrera 4S, tiene unas llantas de 20 pulgadas y entradas de aire sobredimensionadas. Además, cuenta con aerodinámica activa.

Además, y como es lógico, el motor es un 6 cilindros bóxer que desarrolla 520 CV, alcanza 318 km/h y pasa de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos. Pero quizá el dato más impresionante es que consigue todo esto con un consumo de solo 9,7 l/100 km.

Por su parte, la elegante firma inglesa Bentley sacó a la luz la variante potenciada del Continental GT, se denomina S y viene cargada de novedades.

Su aspecto es más deportivo, su motor gana 22 CV, el sonido de los escapes es más bronco y fuerte, y la carrocería está 10 milímetros más cerca del suelo. Ahora alcanza los 309 km/h, y pasa de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, un aumento de prestaciones que se debe en gran medida a la nueva caja de cambio ZF de 8 velocidades.
 
Su comercialización está prevista para 2014 y seguro que colmará las expectativas de esos clientes que buscan un coche tan elegante y atractivo como rápido y eficaz.