Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jackie: "Gala ha estado hablando con Rubén en una discoteca"

Jackie no ha perdido la esperanza de conseguir el trono de ‘Mujeres y hombres’ y ha soltado una bomba que podía provocar la expulsión directa de Gala. Jackie ha contado que Gala había estado tonteando en una discoteca con Rubén Poveda, actual tronista masculino.  Los tronistas tienen prohibido el contacto. ¡Se han saltado las normas!

Tan solo dos días después de que Gala se sentara en el trono para encontrar el amor, Jackie tenía una confidencia sobre ella que podía dar un giro de 360 grados a los acontecimientos y hacer que la tronista perdiera su trono y Jackie consiguiera lo que tanto deseaba, ser tronista. Emma le ha dado paso y Jackie se ha puesto en pie y se ha dirigido a sus pretendientes: “No sé que pensaréis pero el miércoles, en una discoteca de Madrid, Gala estuvo toda la noche tonteando con Rubén tronista”, ha asegurado.  Nos enfrentábamos a una confidencia doble porque los tronistas tienen prohibida la comunicación entre sí.
Antes de que Gala pudiera explicarse y de que la cosa fuera a más, Jackie ha querido explicar que Rubén se encontraba trabajando y que claramente estuvo hablando con Gala porque es un chico muy educado, ya que había sido Gala la que en todo momento había estado detrás de él. Gala no dejó que Jackie dijera una palabra más y se puso en pie para defender su versión de los hechos. Empezó asegurando que ella no había estado cerca para saber lo que estuvo hablando con Rubén, que estaba rodeada de sus amigas en todo momento y que ella no acostumbraba a salir cuando estaba en el programa. Al mismo tiempo que Jackie recordaba a todo el mundo que Rubén pidió a Gala de pretendienta  y ella hizo lo mismo nada más sentarse en el trono rosa.
En medio de la explicación de Gala salió a relucir el nombre de Erik, ex pretendiente de Ainhoa y amigo de Rubén  Poveda. Algo que llevó a Emma a interesarse por el joven y a descubrir que parecía haber congeniado con una de las amigas de Gala. Algo que hizo que todo el mundo se alegrara muchísimo porque eso era síntoma de que Erik estaba mucho más recuperado. “Erik me alegro mucho por ti”, aseguró la presentadora.
Superada la información sobre Erik, Gala siguió insistiendo en que estuvo tan solo hablando unos minutos con Rubén como gesto de agradecimiento por haberles facilitado el paso a la discoteca, pero Jackie no paraba de desmentir todas sus palabras. Aseguraba que Rubén estaba en un lado de la discoteca y que Gala se tiró toda la noche acercándose a él porque le gusta mucho. Gala insistía en que se lleva muy bien con él y que simplemente la felicitó por su trono. Incluso, pidió que le preguntaran a Rubén.
Rubén estaba al otro lado del teléfono y todo el mundo estaba deseando conocer su versión de los hechos. El tronista apoyó la versión de Gala y comentó que era consciente de que no podían tener contacto , pero que él simplemente felicitó a Gala por su trono y tenía claro que él se tenía que centrar en sus chicas y viceversa. Sin embargo, no contestaba cuando le preguntaban si había hablado mucho o poco con Gala. Emma se puso sería porque estábamos ante una confidencia doble, Rubén y Gala se habían saltado las normas y había pruebas que lo demostraban.
Jackie había aportado unas imágenes en las que en medio de una gran oscuridad se veía a Gala hablando con un chico rubio de espaldas que supuestamente era Rubén. Imágenes que fueron tomadas un poco a broma. Gala comenzó a ponerse nerviosa y explicó que lo había hecho sin mala intención y que al día siguiente había llamado a una de las responsables del programa para contarle todo lo que había sucedido. Algo que Rubén también había hecho.
Emma quiso saber si ambos habían aprendido la lección y les pidió que no se volviera a repetir, y mucho menos cuando entre ambos existía atracción: “De la conversación al roce hay muy poco, que os conocemos”, aseguró la presentadora.  Pero ésta no era la única ocasión en la que Rubén y Gal a habían hablado. Pipi se puso en pie para preguntarle a Rubén si había llamado a Gala por teléfono y el tronista no lo negó. Explicó que quiso llamarla para darle la enhorabuena por su trono y que él tenía que centrarse en sus chicas y Gala en sus chicos. Unas declaraciones que hicieron que Arturo estallara. El colaborador no se creía que si a él le gustaba Gala no hubiera aprovechado esos minutos con ella para tirarle los trastos.