Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gina, a Nano: "¿Te quieres venir conmigo?"

Gina no sabía si iba a continuar en el trono, si se iba a ir sola o iba a expulsar a alguno de sus pretendientes… Lo único que tenía claro es que tenía que tomar una decisión y que le importaba muy poco que la gente creyera que fue falso su ataque de ansiedad. La tronista esperó a ver todas las citas que había tenido con sus cuatro pretendientes, para pedirles que se pusieran en pie. Les agradeció todo lo que habían hecho por ella y muy nerviosa, le preguntó a Nano si quería irse con ella del programa. Gina ponía punto y final a su trono con un apasionado beso y la ilusión de haber encontrado al hombre de su vida.

En el último programa, la presión pudo con Gina y regresó al plató con la intención de tomar una decisión. No sabíamos si iba a abandonar el trono, iba a expulsar a algunos de sus chicos, se iba a ir sola o si por el contrario iba a continuar conociendo a sus chicos. Lo único que teníamos claro es que a Gina le importaba poco que la gente pensara que había fingido su ataque de ansiedad y que la decisión que tomara sería con el corazón.
Antes de que la tronista nos comunicara cual iba a ser su decisión, Emma quiso que viéramos las últimas citas que había tenido con sus cuatro pretendientes y que Ferrán dejara claro si quería volver a sentarse en la silla o no. El pretendiente fue muy claro, se había marchado del programa porque sentía que ya no le importaba a Gina, y le deseaba lo mejor pero él ya no entraba en el juego de su amor.
Primero hemos visto las citas que Gina había tenido con José y con Ferchu. Dos pretendientes ejemplares que consiguieron que Gina recuperara la sonrisa tras los duros momentos que había vivido en plató. Para la tronista, ambos eran chicos muy especiales a los que le hubiera gustado conocer un poco más, pero estaba claro que si Gina tenía que tomar una decisión definitiva, ésta iba a estar entre Nano y Manzano, los dos paisanos enfrentados.
Llegó el momento de ver las citas de Manzano. En el primer encuentro vimos como Manzano intentaba convencer a Gina de que sus sentimientos por ella era reales y como el joven se emocionaba al abrir su corazón a Gina. Pero, si en esta cita Pablo se emocionó, en su último encuentro con la tronista no pudo contener las lágrimas. Manzano estaba convencido de que había hecho bien en sacar a la luz la confidencia de Nano, pero estaba muy arrepentido de su comportamiento en plató. Pidió disculpas a Gina y no pudo contener las lágrimas. Unas lágrimas que para Gina y para la mayoría de los presentes en plató eran totalmente sinceras. Incluso, Miriam y Virginia le aconsejaron que si quería un amor real se olvidara de Nano y se fuera del brazo de Manzano.
Solo faltaban por ver las dos últimas citas que Gina había tenido con su pretendiente más veterano, Nano. En la primera cita que se visualizó, Gina y Nano habían vuelto a recuperar la complicidad y la pasión de sus primeros encuentros. Algo que no sabíamos y que hizo que la confidencia sobre él hiciera a Gina más daño del que debería porque no se esperaba algo así sobre él. En el segundo encuentro, la tronista necesitaba que Nano le dejara claro que todo lo que había salido en plató era falso y que le devolviera la confianza en él, y Nano no lo pudo hacer mejor: “Te quiero, quiero vivir contigo, quiero hacer mil cosas contigo, quiero que seas mi mujer”, le aseguró. Una declaración que para muchos fue precipitada y fuera de lugar, pero que para ellos era una declaración de intenciones. No hace falta firmar un papel para sentirte la mujer de alguien.
Llegados a este punto, Gina se puso en pie y quiso tener unas palabras para sus pretendientes. Primero fue el turno de Ferchu y de Jose. Gina les agradecía muchísimo su participación en el programa, el cariño que le habían dado. Ambos le parecían unas excelentes personas. Era el turno de Nano y Manzano, y antes de que Gina dijera nada ambos le pidieron que tomara la decisión correcta. La tronista explicó que con ellos dos era con quien más conexión había tenido a pesar, de que Manzano hubiera llegado un poco más tarde. Les dio las gracias a los dos y les comentó que había tomado una decisión con el corazón. Gina estaba muy nerviosa y no pudo decir nada más que: “Quiero preguntarle a Nano, si se quiere venir conmigo”. Nano asintió con la cabeza y se lanzó a darle un beso. Volvía a triunfar el amor en ‘Mujeres y hombres’.
Mientras que Gina y Nano se comían a besos en mitad del plató, Manzano intentó marcharse corriendo, pero Jackie le pidió que no lo hiciera. Pabla ante todo es un caballero y quiso pedir perdón a Nano delante de todo el mundo y desearle lo mejor a la nueva pareja. Como era de esperar, Nano no aceptó el perdón pero Gina le mostró su cariño con un abrazo.