Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El huracán Jackie se sienta en el trono

Jackie se ha estrenado como tronista a ritmo de batucada y en tan solo unos minutos, ha conseguido que Nico se cambiara de bando, que Gala llorara al sentirse ignorada por Rubén, el tronista, y ver como Jackie pedía a su pretendiente favorito. Además, de conseguir que  Arturo se piense seriamente ser su pretendiente.

El programa comenzaba viendo el primer beso de Gala como tronista, pero en unos minutos todo el mundo se había olvidado del tema porque el huracán Jackie entraba a ritmo de tambores y moviendo las caderas como una diosa. Miriam fue la primera que quiso tener unas palabras para la nueva tronista. La asesora del amor había pasado de odiar a Jackie a tener un gran cariño por ella, algo que le sucede a la mayoría de las personas que la conocen un poco mejor.
En el anterior programa vimos como Nico rechazaba la invitación de Jackie a ser su pretendiente, pero hoy el pretendiente de Gala no estaba en el plató y esto tenía un motivo. Nico había tenido una cita muy buena con Gala y otra totalmente diferente con Jackie. Todo apuntaba a que Nico ya era el primer pretendiente de Jackie, pero Gala quería saber que había pasado. En su primera cita con Gala, la tronista había mostrado muchísimo interés por él y unas ganas incontrolables de verle sin camiseta. Un acercamiento que no tenía nada que ver con la indiferencia que había mostrado hacía él en plató. Algo que había hecho que Nico se sintiera mal y decidiera probar suerte con Jackie. Para el pretendiente son muy importantes los detalles y el interés que se le demuestra.
Gala estaba alucinada y no entendía lo que estaba pasando. Nico había dejado de ser su pretendiente y ella seguía sin entender los motivos. Nico había asegurado que no se cambiaría de bando y que Jackie no le gustaba nada, de nada. Sin embargo, Nico también comentaba que Gala le había mostrado una cara dentro y otra fuera del programa y del plató. La discusión estaba servida y a Jackie no le estaba haciendo ninguna gracia. La nueva tronista le pedía a su primer pretendiente que dejara de excusarse y al no conseguirlo, no dudó en lanzar una estrategia de ataque. Se dirigió a Kiko, uno de los favoritos de Gala y le abrió las puertas para que fuera su pretendiente. Kiko tenía claro que no quería cambiarse, pero Jackie está convencida de que cuando conozca un poco mejor a Gala dará el pasó.
Minutos después de vivir el primer conflicto entre tronistas, Emma daba paso a Rubén, actual tronista y ex tronista de Jackie. Rubén ha ido directo a Jackie y ambos se han marcado un apasionado baile. El tronista, que había mostrado interés por Gala y viceversa, no le había prestado ningún tipo de atención. Una actitud que hizo que la cara de Gala cambiara de forma radical. Según la versión inicial de Rubén, era el día de Jackie y él había venido para apadrinar su trono, pero poco a poco la versión de esta reacción fue cambiando.
A Rubén no le había gustado nada de nada, que Gala se hubiera besado con José Luis en su segunda cita. Gala y Rubén, no solo se habían saltado las normas del programa hablando en una discoteca, sino que volvían a dejar claro la atracción que sentían el uno por el otro. Gala se mostraba muy arrepentida de haber besado a José Luis tan pronto, algo que hizo que su pretendiente comenzara a sentirse bastante mal. Gala no parecía arrepentida del beso, sino de la reacción que iba a tener la gente al verlo y de que a Rubén le hubiera sentado tan mal. La situación no tenía mucho sentido. Rubén y Gala parecíaN estar muy celosos cuando cada uno está en su trono y tiene a muchos pretendientes deseando conquistarle.
¿Dónde está Arturo?
Cuando Jackie supo que era la nueva tronista se olvidó completamente de que esa misma tarde tenía una cita con Arturo para ir al cine.  Algo que no hizo ninguna gracia al colaborador y que llevó a Jackie a pedirle que fuera su pretendiente encontrándose con una negativa. Sin embargo, Arturo no estaba en plató y eso podía tener un significado.
En uno de los momentos que volvió a sonar la batucada, Arturo entró bailando y no dudó en marcarse un baile con la nueva tronista. El colaborador estaba muy contento y todo apuntaba a que sería el nuevo pretendiente de Jackie. Ambos habían tenido una cita, en la que Jackie le había demostrado a Arturo son ilusión por conocerle y él había terminado diciéndole que se lo iba a pensar. Pero, Arturo no conoce casi a Jackie y ha vuelto a darle un “no” por respuesta. De momento, quiero observarla de cerca antes de tomar una decisión.
Toda esta conversación sucedía con Jackie abrazando y coqueteando con Arturo. Una situación, que ha hecho que Nico estallara. El pretendiente ha estado a punto de abandonar el programa porque no está dispuesto a ver como la chica a la que quiere conquistar tontea de esa manera a dos metros de su cara. Arturo ha respetado a Nico aunque, no ha dudado en decir que le parecía una reacción de celos desmesurada.