Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gala y Santana, fuera de peligro tras un grave accidente de tráfico

Jackie muy afectada se sentaba al lado de un trono vacío para explicar que Gala y Santana habían sufrido un grave accidente de tráfico. Por suerte, la tronista y el aspirante al trono están fuera de peligro y han podido entrar por teléfono para contarnos como se encontraban. Su coche chocó contra un ciervo cuando regresaba de un bolo en un pueblo de Badajoz.

Emma era la primera persona que explicaba que el trono de Gala iba a estar vacío porque la tronista había sufrido un accidente de coche junto a Santana, que ambos estaban fuera de peligro pero que quería que Jackie nos contara como había sucedido todo porque la casualidad había hecho que actuara como su “ángel de la guarda”.
Visiblemente muy afectada, Jackie se sentaba en el trono y explicaba que ella también había tenido un bolo en la provincia de Badajoz y que al terminar el evento, el conductor que le llevaba a su hotel, recibió una llamada en la que les comunicaron que Gala y Santana habían tenido un accidente de tráfico y que solo se sabía que estaban vivos. Según explicó, un ciervo se cruzó en el camino del coche dónde viajaban la tronista y el aspirante al trono. Tras el impacto, Gala salió despedida del vehículo y Santana atrapado en su interior. El conductor  salió casi ileso y pudo socorrerles a ambos.
Hasta la mañana siguiente, Jackie no tuvo más noticias de sus compañeros. Gala había sido trasladada en helicóptero a un hospital de la provincia extremeña y Santana a otro muy alejado. Sin embargo, Jackie no dudó en visitar a ambos y pasar la noche siguiente sin dormir conduciendo hasta Madrid. La tronista explicó que por suerte, Gala y Santana estaban fuera de peligro. Gala se había roto el pómulo y tenía varias vertebras afectadas, pero se encontraba muy optimista y había sido ella la que había animado a Jackie.
Santana parecía estar fuera de peligro y había viajado hasta Madrid con Jackie. En esos momentos se encontraba en casa de su amigo Abel aunque, tenía que seguir bajo vigilancia de los médicos de su zona. El postulante al trono quiso entrar por teléfono para que todo el mundo se quedara tranquilo. Antes de nada, Emma pidió un aplauso para él para mandarle el cariño de todos. “Estoy bien dentro de lo que cabe. Perdí el sentido del tiempo desde después del evento hasta que me desperté en el hospital”, aseguró. Jackie se había puesto en contacto con la dirección del programa para poder avisar a la madre de Santana y el postulante habló con ella nada más recuperar la conciencia para que estuviera tranquila. Pipi le pidió a Santana que no dejara de ir al médico para que le siguieran vigilando, un consejo que el canario pareció aceptar. Santana estaba muy dolorido y Jackie se mostró muy preocupada por él en todo momento.
Minutos más tarde, fue la propia Gala la que sacó fuerzas y entró por teléfono. Dentro de su malestar, la tronista se mostró muy optimista y quiso hablar con todos sus pretendientes. El primero fue José Luis, quién le dijo que le encantaría poder ir a verla. Una idea que a Gala le gustó, pero que tenía que ser más adelante porque en ese momento no estaba para visitas. Todos los pretendientes parecieron estar de acuerdo en estar contentos porque pese a la gravedad del accidente, Gala estaba fuera de peligro, y en que la estaría esperando a su vuelta.
Gala se mostró muy contenta con las muestras de cariño de sus pretendientes y de todos los componentes del programa, pero necesitaba descansar y Emma no quiso  cansarla demasiado.