Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los lloros de Ana Jarque

Ana le dijo que tenía pinta de malote con esa cicatriz. Lo que no sabía era el motivo de esa cicariz.  Al enterarse de que le atropelló un tren a los doce años, no ha podido evitar sentirse fatal por haberse metido con el, y ha dejado caer algunas lágrimas.