Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oriana pierde los nervios en su primer día como pretendienta

Oriana ha perdido los nervios en su primer día como pretendienta de Tony. Después de derrochar mala educación y de convertir el plató en una auténtica guerra campal con el resto de las pretendientas, Emma García ha tomado la decisión de expulsarla del programa.

"Dejo el trono para convertirme en pretendienta de Tony", así anunciaba Oriana su intención de ir a pretender al chico del que todavía sigue enamorada. El tronista no tardó en aceptar su proposición, dándole una nueva oportunidad para reconquistar su corazón.
Después de esta decisión, el programa decidía sorprender al tronista preparándole una nueva cita con Oriana, la cual ella aprovechó para comunicarle en persona su decisión de convertirse en una de sus pretendientas.

En el  programa de este miércoles, sus chicas han podido ver cómo fue esta cita y se han mostrado molestas ante la nueva oportunidad que Tony ha decidido darle a su ex. "Tú has dicho que ya no la querías, ¿para qué la quieres aquí sentada?", le ha preguntado Lola mostrando su disconformidad con la decisión del tronista.
Pero Tony parece tener muy clara su decisión y cree que el comportamiento que ha tenido Oriana al dejar el trono por él dice mucho de ella: "Es una gran demostración porque nadie había dejado el trono para venir a pretender a otra persona, siempre habían puesto la fama y otras cosas por delante".
El tronista tampoco ha negado el hecho de seguir teniendo sentimientos hacia ella, pero ha asegurado que Oriana le tendrá que demostrar muchas cosas simquiere que abandone el programa con ella. Tony quiere estar seguro cuando deje el trono y quiere que la chica que le acompañe también lo esté: "Si estuviese seguro me iría del programa, pero yo quiero salir de aquí sintiendo algo muy fuerte y sabiendo que voy a durar con esa persona". 
La llegada de Oriana ha revolucionado por completo a las pretendientas de Tony, especialmente cuando se ha referido a ella como "las macarronis". A las chicas no les gusta el comportamiento de su nueva compañera, a la que han calificado de "niña malcriada, pija y consentida".
El plató se ha convertido en un auténtico campo de batalla, donde los critos y los malos modales se han apoderado de casi todas las pretendientas. Las chicas han explotado cuando Tony le ha permitido a Oriana tener una 'silla vip', condición indispensable para ella a la hora de sentarse a pretenderle.
"Haces lo que ella quiere. No es por la silla, es porque la defiendes siempre", le ha reprochado Lola después de ver cómo su tronista cedía a los caprichos de la nueva pretendienta y haciendo que Tony recapacitase y le pidiese a Oriana que se sentase en una silla como las demás. A la nueva pretendienta no le ha gustado este cambio de opinión, perdiendo los nervios y terminando por abandonar el plató.
Más tranquila y después de que Tony saliese a buscarla, Oriana ha regresado al plató del programa disculpándose con los tronistas, Emma y el público, pero dejando claro que al resto de las pretendientas no tenía nada que decirlas.
"El tronista soy yo, aquí se hace lo que yo digo y a la que no le gusta que se pire", ha sentenciado Tony visiblemente cansado del comportamiento de todas sus chicas. El tronista también ha tenido unas palabras para Oriana, a la que le ha pedido que cambie su actitud de manera inmediata: "Si tanto te gusto, demuéstramelo y céntrate en mí".
Una vez más, Oriana ha proclamado su amor por Tony, asegurando que ha regresado como pretendienta para llevárselo: "Yo vengo aquí a conseguir que secase conmigo".
Pero la tranquilidad le ha durado muy poco a la pretendienta, que ha vuelto a subir el tono de voz y no se ha controlado a la hora de dirigirse a la presentadora. Emma, cansada de su mala educación, ha vuelto a expulsarla del plató: "Tony, te estoy haciendo un favor y hay cosas que no voy a pasar porque no me da la gana".