Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leo saca su carácter y planta cara a Oriana

Leo no está dispuesto a que nadie le diga lo que tiene que hacer y mucho menos que Oriana se meta en su trono. El tronista no ha soportado los ataques de Oriana y le ha plantado cara, cree que es una niñata y que no sabe nada de la vida.

Oriana y Tony estaban bastante alterados por la confidencia de Mar Montoro, que insinuaba que la pretendienta se había ido de vacaciones a la playa con su ex suegra, la madre de Tony. Tronista y pretendienta, están hartos de que las ex pretendientas de Tony se dediquen a hablar mal de ellos en las redes sociales y a levantar rumores. Emma les ha pedido que se tranquilizaran porque igual tenían una visita que no esperaban.
Minutos después, Emma ha dado paso a una nueva pretendienta para Leo y no era otra que Lorena, la ex pretendienta de Tony a la que Oriana le estaba acusando de insultarle por Twitter. Lorena ha bajado las escaleras muy tranquila y ha intentado no hacer caso a los gestos y provocaciones de Oriana, pero la cosa se ha complicado porque le ha advertido a Leo que le acababa de entrar una "perrita". Lorena y Leo han intentado olvidarse de lo de alrededor y empezar a conocerse, pero ha sido muy complicado. Oriana no ha parado de hablar y Leo ha asegurado que le estaba costando trabajo prestar atención a su nueva pretendienta porque no paraban de ladrar detrás suyo. Una frase que ha hecho explotar a la pretendienta.
Oriana le ha dicho que estaba hablando para ver si se despertaba porque era un soso y Leo no ha dudado en contestarle. El tronista se ha puesto delante de Oriana y le ha preguntado que si quería otro cojín o una trona. Oriana por supuesto, no se ha callado y le ha dicho que también quería unas chuches y que él como era un abuelo, igual necesitaba un pañal. La discusión ha ido a más y Emma ha pedido a Mar que sacara a Oriana del plató para que se tranquilizara. Ha sido la primera vez que hemos visto sacar a Leo su carácter y Emma le ha pedido que le diera un abrazo para que se tranquilizara.
Con Oriana fuera del plató, la cosa parecía que se iba a calmar, pero Tony también tenía algo que decir. El tronista cree que Lorena ha hecho un trío mientras estaba pretendiéndole y parece tener claro que Leo le tendrá que pedir perdón cuando se dé cuenta de cómo es Lorena. Leo no cree que él tenga que pedir perdón por nada ya que él está haciendo lo que quiere y si se equivoca o no es un problema suyo. Las pretendientas de Tony también han entrado en la conversación y el plató se ha vuelto a llenar de gritos. Leo le ha pedido a Tony que tuvieran la fiesta en paz y le ha advertido a las pretendientas que Lorena era ahora su pretendienta y que él la iba a defender.
Con Lorena sentada como pretendienta de Leo. Susana le ha comentado a su tronista que no pidiera que le dijeran las cosas porque Tony se lo estaba advirtiendo y él había hecho caso omiso a sus advertencias. Liz también quería dar su opinión y ha aprovechado el turno para arremeter contra Lorena. La pretendienta no cree que Lorena haya olvidado a Tony porque ella es seguidora del programa y la veía muy ilusionada. Leo ha vuelto a dejar claro que no le gusta que le digan lo que tiene que hacer y que él era el tronista. Sin embargo, Liz ha insistido y le ha dicho que cuánto tiempo más va a estar en el trono porque ya llevan cinco meses conociéndose y a Leo no le ha hecho falta responder. Emma ha asegurado que ella estaría hasta el final de los días en el programa si Leo está en el trono.