Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ángel: "Aceptaría el trono ahora mismo"

Ángel no se fía de Lola y ha querido saber cómo reaccionaba si él aceptara el trono, lo que ha provocado una nueva crisis de pareja entre ambos. Lola no está dispuesta a más humillaciones y solo quiere estar con él, si él es capaz de perdonarla con todas las consecuencias.

Ángel y Lola han entrado al plató juntos, pero no revueltos como ha aclarado Ángel. Ha explicado que aunque, hayan dormido juntos no puede decir que estén juntos. Lola se lo ha tomado un poco a broma porque no tiene mucho sentido que diga que no están juntos cuando en la calle sí parece que lo están. Incluso, ella venía dispuesta a estar en el plató con el padre de Ángel que había venido a dar su visión de los hechos. A él no le ha hecho gracia Lola desde el primer día e incluso, su relación con Ángel se estropeo por ese motivo.
Emma ha dado paso a unas chicas del público que querían decirle algo a Ángel y ellas han comentado que les gustaría que fuera tronista. Una declaración que ha parecido hacerle bastante ilusión al gancho. Nagore ha aprovechado el momento para saber si a Ángel le gustaría ser tronista y él ha contestado que sí. "Entonces, ¿Qué hago yo aquí", ha asegurado Lola al saber que Ángel estaría encantado de sentarse en el trono aun estado intentando volver con Lola. La tronista tiene claro que ella no se va a volver a sentar a pretender a nadie y que no pinta nada en el programa. Lola es gancho y no quiere volver a pretender a nadie. Ángel ha querido dejar claro que a él nadie le ha ofrecido el trono, simplemente le han hecho una pregunta y él ha respondido afirmativamente pensando en una posibilidad futura, pero Lola cree que ella no pinta nada y que Ángel debería haberle dicho que pensaba así y ella no habría vuelto al programa, ni hubiera aguantado tantas cosas.
Lola se ha salido del plató porque ya no aguantaba más. La extronista tiene claro que ella quiere estar con Ángel, pero también que él es una persona fuera del plató y otra muy distinta dentro. Quiere que la perdone, pero solo si la perdona con todas las consecuencias porque ella sabe que tiene que aguantar, pero ya no puede más. Lola no entiende que Ángel esté con ella y que haya dicho que le gustaría sentarse en el trono. Emma le ha pedido que volviera al plató, y le ha dejado claro a Ángel que no quiere que juegue con ella o quiere perdonarla o quiere el trono. Ángel ha vuelto a explicarle que a él nadie le ha ofrecido el trono, pero que cuando entra en el plató se le remueven todos los sentimientos y le cuesta mucho trabajo olvidarse de todo lo que ha pasado.
Metidos en una nueva discusión, Ángel ha intentado explicar que había dicho a conciencia que aceptaría el trono porque quería ver la reacción de Lola. Él no puede confiar al cien por cien en ella y necesitaba ver su reacción. Lola no entiende nada y cree que ya le demuestra cada día su arrepentimiento y lo que siente por él incluso, había venido al plató para aguantar la postura de su padre, quien nunca la ha tragado. Lola cree que de ella solo se sacan las cosas malas y que no se está valorando todo lo que hizo por Ángel cuando ella estaba en el trono.
Emma le ha puesto a Ángel un vídeo que no esperaba ver. Lola decidió demostrarle a Ángel lo arrepentida que está y lo mucho que le quiere, y decidió pasarse todo el fin de semana enviándole vídeos desde sus bolos. La tronista incluso, pidió la habitación dónde iba a dormir Ángel para arreglarse en ella y echarle un poco de colonia en la almohada. Si pudiera, Lola cambiaría todo lo malo que ha pasado en su relación y volvería a empezar con Ángel de cero. Sus amigas le han aconsejado que aguante porque su relación puede volver a funcionar.
Ángel se ha enternecido al ver los vídeos de Lola y aunque, ha comentado que él lo que necesita es ver que Lola le quiere de verdad para poder confiar en ella, no ha dudado en levantarse para darle un abrazo a modo de reconciliación. Sin embargo, el abrazo ha sido un poco frío y Lola, que estaba muy molesta, ha dejado claro que eso no era una reconciliación. La extronista está muy cansada de aguantar los ataques de todo el mundo y las pruebas de Ángel.