Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lola, a Ángel: "Qué te vaya bien en tu trono"

Lola estaba totalmente destrozada porque no entendía como de un día para otro su relación con Ángel se había terminado. Cree que nunca ha estado enamorado de ella porque si lo está no cree que sea capaz de sentarse en el trono para volver a enamorarse. Ángel ha vuelto a explicarle que él quería, pero que su cabeza no le dejaba olvidar lo que había pasado y que considera que el trono le puede venir bien porque un clavo saca a otro clavo. Ángel ha intentado despedirse de Lola de una manera cariñosa porque tiene claro que la quiere mucho, pero ella no quería casi ni que la tocara y no ha dudado en pedirle que le devolviera hasta la gorra que llevaba puesta. Lola se ha quedado rota de dolor y metida en un armario cuando Ángel se ha marchado definitivamente de su casa.