Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ángel: "Cumplo el sueño de ser feliz"

Ángel se ha sentado en el trono sabiendo que no iba a ser fácil que Lola estuviera de gancho, pero lleno de ilusión. Sin embargo, no se esperaba que Lola asegurara que él también le ha sido infiel y que va a salir toda la información cuando su trono esté más avanzado.

Ángel ha hecho su entrada triunfal como tronista y nada más estrenar el trono, ha asegurado que estaba muy contento por la oportunidad que le habían dado y que estaba cumpliendo su sueño de ser feliz. Sin embargo, Emma había leído una información en la entrevista previa que le había hecho el equipo y le ha pedido a Ángel que lo contara. El tronista ha contado que le había llamado Álvaro para saber por qué le había llamado cobarde y que le había contado que tuvo más de un encuentro sexual con Lola. Asegura que Lola invitó a Álvaro a dormir la siesta con él.
Lola ha entrado en plató dispuesta a sentarse en su silla de gancho, pero antes ha querido dejar claro que lo que Ángel acababa de contar era mentira y que Álvaro también la había llamado a ella. Ángel le ha dicho que Álvaro no era la única persona que se lo había contado y ella ha dicho que Niki no contaba porque era amiga suya y de Álvaro. Lola ha dejado claro que a ella también le habían puesto los cuernos en repetidas ocasiones y ha advertido que todo iba a salir cuando Ángel estuviera asentado en su trono. Además, ha contado que Ángel se saltaba las normas cuando era pretendiente y que se veía con ella y con su prima al mismo tiempo. Los exnovios han comenzado a enumerar a todas las personas con las que ambos habían compartido cama.
La madre de Ángel ha venido por primera vez al programa porque estaba muy contenta de ver a su hijo en el trono. Julia le ha recomendado a su hijo que cierre la puerta y baje las persianas porque se le van a abrir un montón de puertas nuevas. Sin embargo, la tranquilidad el buen rollo han durado muy poco porque Lola ha comenzado a opinar. Julia ha explicado que ella había tenido una buena relación con Lola, pero le ha pedido que dejara de atacar a su hijo y de intentar hacerle daño porque su momento ya había pasado. Lola ha continuado porque considera que Ángel también la está haciendo mucho daño a ella y han terminado echándose en cara hasta los pagos del alquiler de la casa que compartían.
No hay tronista sin pretendientas y Emma ha querido que Ángel conociera a las primeras chicas que habían venido a conquistarle y así intentar dejar de lado, su pasado con Lola. Patricia ha entrado bailando bachata y a Ángel le ha encantado. Ha resaltado que le gustaban mucho sus ojos. Patricia es de Burgos, estudia Administración y dirección de Empresas y según comentó al equipo, está encantada de que Ángel se quiera volver a enamorarse. A Ángel le ha gustado mucho su forma de expresarse y la nobleza que desprende, pero Lola no ha podido evitar dar su opinión y dejarle claro que ella vale muchísimo más que el tronista.
La siguiente en bajar ha sido Sara, quien ha dejado a Ángel sin palabras al abrirse de piernas delante suya. Sara trabaja en el mundo de la estética, pero su sueño era ser gimnasta. A Ángel también le ha causado muy buena impresión. No le gusta nada lo que Lola le ha hecho a Ángel y no ha entrado en las preguntas trampa que Lola le ha hecho desde las gradas. Tras Sara, ha bajado Marta con una tortilla de patatas y un ramillete de espárragos en la mano. Al tronista le ha causado buena impresión, pero no le ha hecho gracia saber que Marta trabaja en el mundo de la noche y que le puso los cuernos a su anterior pareja, pero ella le ha explicado que de los errores se aprende.