Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos entra y Abel se va

Carlos ha bajado las escaleras muy ilusionado por conocer a Triana, pero no ha empezado con buen pie. El pretendiente ha traído un regalo para su tronista  y le ha contado que era propietario de dos inmobiliarias y que tenía un club de póker. Sin embargo, no ha podido contarle mucho más porque Abel ha comentado por lo bajito que Triana le iba a dejar porque tenía dos inmobiliarias. La tronista le ha escuchado y se ha enfadado muchísimo, no está dispuesta tolerar faltas de respeto y ha decidido que no quería seguir conociéndole.