Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manu, con la bata de leopardo

El pretendiente ha vuelto a sacar una sonrisa a María y a todos los presentes. Manu se ha puesto una bata de leopardo y ha simulado que estaba limpiando su casita con mucho humor. Jesús estaba encantado con su estilismo, pero ha tenido la sensación de que Manu se había vestido para gustarle a él y que le pusiera buena nota. Cosa que ha conseguido porque se ha llevado un diez. A María sin embargo, no le ha hecho ninguna gracia ver a Manu con esa bata puesta.