Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María y Avatar, una discusión de muslos

Avatar se ha puesto el pijama y ha entrado en el plató con carácter reconciliador, pero no ha servido de mucho. María estaba muy molesta por la actitud que había tenía Avatar en la cita. A ella le molestó mucho que hiciera un comentario sobre sus muslos porque es la parte de su cuerpo que menos le gusta, pero sobre todo que el pretendiente en lugar de disculparse se pusiera a la defensiva y le dijera que igual no volvía más. Avatar ha explicado que ella le cortó todo el rollo y que es un chico muy orgulloso al que le cuesta mucho dar su brazo a torcer. Además, le ha intentado explicar a María que él no cree que tenga que pedir perdón por algo que ha hecho sin ninguna mala intención. La pareja ha pasado de acariciarse a tener una discusión en plató.