Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La diva de Ángel es... ¡Luisa!

Samira y Steisy han retado a Luisa a un desfile de divas y han vuelto a saltar chispas entre ellas, las pretendientas no están dispuestas a que los ataques de Luisa se olviden tan fácilmente. Lo que no esperaban es que a Ángel le gustara más Luisa que ellas dos.

Luisa ha aceptado el reto de Samira y Steisy de desfilar vestida de diva y ha causado muy buena impresión. La pretendienta ha elegido un vestido de noche rojo que le ha encantado a Jesús Reyes. El estilista aunque, cree que Luisa se ha hecho varios retoques en la cara, ha acertado con su estilismo y va muy apropiada para desfilar en cualquier alfombra roja. Piensa que está divina y la ha puntúa con un cien. Nagore se esperaba una caracterización más espectacular y piensa que Luisa viene como una dama de honor de cualquier pueblo.
La segunda en desfilar ha sido Samira. La pretendienta se ha convertido en toda una diva y ha conseguido que Jesús cayera rendido a sus pies con un espectacular vestido plateado. El estilista cree que Samira no tiene nada que envidiar a las grandes estrellas, se ha emocionado y ha confesado que siente debilidad por ella. Si ha Luisa la había puntuado con un cien a su pretendiente preferida la ha tenido que poner un mil.
En mitad de su puntuación, Samira no se ha resistido a devolverle a Luisa sus comentarios del anterior programa y se ha traído un par de fotos impresas para demostrar que la pretendienta tenía un parecido más que razonable con la novia Chucky. Luisa se ha molestado mucho porque Samira había rebuscado hasta encontrar una foto suya en la que tenía quince años. Las fotos han levantado mucha polémica y Nagore ha llegado a la conclusión de que Luisa tiene la nariz y los labios retocados.
La expectación por ver a Steisy caracterizada de diva era máxima y Emma ha pedido a los asesores, algunas pretendientas y gente del púbico que fuera a verla antes de entrar en plató. Todos han estado de acuerdo en que Steisy estaba espectacular y que era una mujer de pies a cabeza. Y ha resultado que las personas que se habían asomado a ver a Steisy no se equivocaban. Una vez más, Steisy ha vuelto a sorprender con su disfraz de diva eso sí, era una diva muchísimo más explosiva que sus compañeras. Jesús no ha podido negar que Steisy estaba perfecta y la ha puntuado con un mil, pero ha aclarado que para él la auténtica diva del día seguía siendo Samira. Steisy le ha pedido a Samira que se pusiera a su lado para poder comparar los trajes. Piensa que cualquiera se puede poner el traje de Samira, pero que no todas se atreven con un modelito como el suyo. Samira por el contrario, está convencida de que Steisy parecía Estela Reynolds a punto de bailar 'El fresquibiri'.
Emma ha querido saber qué pensaba Luisa del estilismo de Steisy y se ha vuelto a liar. Luisa cree que hay que tener muy poca dignidad para venir semidesnuda a un plató de televisión y Steisy ha sentido que la estaba faltando al respeto. Las pretendientas se han vuelto a meter en una discusión sobre el significado de la palabra "dignidad" y lo orgullosos o no que podían estar los padres de cada una. Además, Steisy ha rematado el enfrentamiento sacando una manta de cuadros para demostrar que no se equivoca al decir que Luisa se parece a la prima de E.T. Lo que ha empezado como una discusión entre pretendientas, ha terminado con Ángel discutiendo con Steisy. Ella se queja de que no la defiende y él de que no para de hablar y no le deja que diga ni una palabra.
Emma ha pedido a las tres pretendientas de Ángel que volvieran a desfilar antes de que Ángel tomara la dura decisión de elegir quién era la ganadora del reto de divas. El tronista estaba muy tenso, pero se ha mojado y ha nombrado ganadora del reto a Luisa, sin miedo a la reacción de Steisy y Samira, quienes se han quedado con cara de muy pocos amigos. Continuará...