Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fede y Natalia aprovechan el tiempo y se lo pasan en grande en su cita sin cámaras

En el programa anterior, Fede pudo elegir cita sin cámaras, y escogió a Natalia para sorpresa de todos. Tanto tronista como pretendienta parece que han aprovechado muy bien el tiempo de la cita. Después de ver el encuentro en el que tanto Fede como Natalia salían del baño misteriosamente, llegaban las preguntas de las pretendientas. Ninguan entendía que si no había pasado nada entre ellos, como ambos aseguraban, dieran a entender lo contrario.

Son varios los detalles que apuntarían a que entre ellos hubo más que palabras. La inexistencia del color de labios en Natalia, el que le pidiera a un compañero que le abrochara el sujetador, y los comentarios que escuchó Angy antes de la cita, daban que pensar. Fede salió encantado del baño, y de la cita, y confesaba que Natalia había avanzado muchas posiciones. El tronista dio las explicaciones necesarias para dejar claro por qué habían tenido que ir al baño, argumentando que se le cayó una copa por encima y se puso perdido. Lo que no quedaba del todo claro era el hecho de que Natalia llevara el sujetador desabrochado. Tanto tronista como pretendienta no podían evitar reírse ante la situación
Fede, al final de la cita, aseguraba que no se habían besado porque Natalia negaba ser como las demás. Sin embargo, su compañera Yasmina lo desmentía, asegurando que nada más llegar al hotel, se enteró de que se habían besado. La pretendienta no se ha cortado un pelo en decirle a Natalia que le falta un hervor.  Por su parte, Angy y las demás pretendientas coincidían en pensar que si al inicio de la cita Natalia tenía los labios rojos, y al final no, "si no le ha dado un beso, ha hecho otra cosa". Mientras todas especulaban, la principal protagonista ni se inmutaba. En cambio, Fede no paraba de excusarla y defenderla.

A Perla le parecía penoso en el mal lugar en el que estaba quedando Natalia, y ella se defendía: "Tú hubieras hecho lo mismo que yo, o más. Tú no sabes lo que he hecho".  Perla le explicaba que si realmente no habían hecho nada, era innecesario que con los detalles, como salir del baño, o colocarse el sujetador,  dieran a entender lo contrario.

No había manera de que ninguno de los dos confesara, pero Nagoro ha sido insistente, y hasta se ha arrodillado ante Natalia para pedirle que fuera sincera y contara lo que había pasado. La pretendienta seguía manteniendo que no había pasado nada, pero lo hacía entre risas. Fede establecía una regla: "Si no hay pruebas, no puedes acusar a una persona" .

Olaya echaba un capote a favor de Natalia, explicando que tiene mucha autoestima, y se siente muy orgullosa de la cita que ha tenido con Fede, y lo ha demostrado al no recular ni arrepentirse. Aunque no comparte su manera de conquistar, aplaude y respeta la de Natalia.