Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tamara y Pascual, una tensión incómoda

Tamara se ha tomado las críticas de todo el mundo con mucha tranquilidad porque está acostumbrada a las críticas por su pasado de stripper, pero se ha derrumbado ante la actitud de Pascual. Ella esperaba que el tronista la defendiera y le ha explicado que si sigue estando en las agencias de bailarinas es porque la situación económica en su familia no es buena y no rechaza volver a bailar si necesita el dinero. La pretendienta no entiende que se le ataque tanto cuando lo único que ha hecho en su vida ha sido trabajar bailando que es algo que a ella le gusta mucho.