Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alex creía que María iba a ser la tronista

A Alex se la iluminado la cara y se ha puesto muy, muy nervioso cuando ha visto a María bajar las escaleras. Y es que para él, María es lo máximo y ha confesado que había rechazado pretender a Liz porque pensaba que María iba a ser la nueva tronista. Sin embargo, María estaba un poco confundida porque se acababa de enterar quién era el nuevo tronista y no sabía si podía ver a Alex como algo más que un amigo. Alex le ha pedido a María una cita antes de que tomara una decisión y ella ha aceptado. El plató ha tenido claro que se ponga lo que se ponga, María es una chica de diez.