Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isaac acepta el trono de 'Mujeres y hombres'

A Isaac le ha dado igual el disgusto que se ha llevado Liz y no ha dudado en aceptar ser el nuevo tronista de 'Mujeres y hombres'. Un trono que compartirá con Fede y que ha empezado con tres tronistas luchando por el amor de María.

En el anterior programa dejamos a Isaac de los nervios al saber que el programa le ofrecía el trono y era una información que solo él sabía. Nada más ver entrar a Nagore con un sobre en la mano, Liz pensó que le iban a ofrecer el trono y no se equivocaba. El pretendiente ha leído la pregunta en voz alta y ha asegurado que no había pensado en nadie al leerla. Un comentario que ha hecho que Liz se sintiera mal y que dejara en el aire que Isaac iba a aceptar el trono. La tronista cree que el trono borra el amor en cero coma y que si su pretendiente acepta el trono, le estaría dando la razón porque ella ya dijo que no le gustaba nada a Isaac. El pretendiente le ha vuelto a explicar que él la estaba conociendo, pero que aparte de físicamente, no sabía si le gustaba o no.
Mientras todo esto sucedía y Liz hacía evidente su disgusto, Fede ha entrado en el plató medio dormido. El programa ha querido que él estuviera presente por si Isaac aceptaba el trono. Emma le ha pedido a Isaac que le contara lo que había pasado y que respondiera a la pregunta. Lola, su ex, y Ángel le habían aconsejado que no se lo pensara dos veces y aprovechara la oportunidad. Finalmente, Isaac ha aceptado el trono y el plató se ha llenado de aplausos. Liz no se ha levantado a felicitarle y Fede le ha intentado hacer ver que ella y el resto de sus pretendientes hubieran hecho lo mismo en la situación de Isaac.
Con la presentación de los tronistas masculinos, parecía estar todo terminado, pero Fede ha decidido preguntarle a María que qué estaba haciendo sentada en el bando de pretendientas de Alex y que parecía que le gustaba lo fácil. Alex se ha levantado haciendo gala de su buen humor para frenar los pies a Fede, pero el italiano se lo ha tomado a mal y le ha pedido que a él no le tocara, y que no le volviera a hablar en ese tono. Lo que era una broma se ha convertido en una situación muy tensa, en la que la madre de Alex no ha dudado en meterse por medio. Maricarmen no estaba dispuesta a que nadie hiciera de menos a su hijo. Alex ha intentado explicarle a Fede que le estaba hablando en tono de humor, pero el tronista le ha exigido respeto porque si no él no le va a respetar.
María no sabía ni dónde meterse y ha intentado decir que ella estaba intentando conocer a Alex, pero no se ha expresado bien. Tamara ha ido un poquito más allá y le ha dicho que fuera sincera y que dijera que quién realmente le gusta es Isaac. Un comentario que ha llevado a Maricarmen a pedirla que no jugara más con su hijo. La situación volvía a tensarse y Liz le pedía a su amiga que fuera sincera y dijera que le gustaba Isaac porque ya no era su pretendiente.
A María le gusta el estilo de Fede, la personalidad de Alex y el cuerpazo de Isaac. Era la primera vez que teníamos a tres tronistas en plató luchando por el amor de una pretendienta y era ella la que tenía que tomar la decisión. María ha sido sincera y ha explicado que ella ha venido a conquistar a Alex y se va a quedar porque le gusta su personalidad y quiere conocerle. Una decisión que ha causado alegría en Alex y que ha llevado a Fede a pensar que a María lo que le interesaba era el trono.