Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Busca Iván la fama y no el amor de Ruth?

En este programa, Iván tampoco se ha librado de las críticas. El más incisivo ha sido Jonathan que ha decidido arremeter duramente contra su eterno rival asegurando que solo ha venido a conquistar a Ruth porque busca la fama. A Ruth también le ha llegado esto a sus oídos y no lo va a permitir, "como vengas a por trono, a por bolos..., me voy a llevar un chasco", le ha avisado.

Jonathan ha sido el que ha soltado la liebre, el eterno rival de Iván le dijo en el hotel que "aquí estamos todos por lo que estamos, por la televisión", además Leo, expretendiente de Steisy, estaba presente ese día y podría confirmarlo, ha contado. Esa información también le ha llegado a Ruth pero por otro pretendiente, y desde ese día ha cambiado su actitud con él. Por lo que parece es que ya no confía tanto en él y no se cree las cosas que le dice. Y le ha advertido, "como vengas a por la tele, a por trono, a ser el más guapo, a por bolos..., me voy a llevar un chasco contigo".
La tronista está muy cansada de que cada vez que le critiquen o que se sienta amenazado, Iván dice que se va del programa. Esa actitud no le gusta nada y es algo que le hace desconfiar de él. Ademá ha notado que para defenderse, se hace el chulo. El pretendiente le ha dicho que no se va a quedar callado, sin embargo puede contestar de otra manera. Para Lukas es normal que le salga de esa manera porque considera que le están atacando por todas partes.

La pregunta de Tamara le ha hecho replantearse muchas cosas a Ruth, la gancho le ha hecho pensar que no conoce casi a Iván. Solo le atrae físicamente y punto. "¿En la cita que tuviste con Iván y la otra conmigo, a quién conociste más?", le ha preguntado Jonathan, la tronista lo tenía muy claro, ha comparado las dos citas, y se ha dado cuenta que ha conocido mejor a Jonathan. Labrador ha explicado que a su compañera de trono le gusta mucho el pretendiente pero en cuanto a sentimientos, todavía no hay ninguno.
¡Vaya pique han tenido durante todo el programa los dos pretendientes! Ruth se ha hartado de verles así, y se ha levantado y ha sentado entre medias a Gon. De esta manera ha pensado que estarían más tranquilos pero la cosa se ha animado.
Nuestra tronista más sensible ya no puede más con la presión. Los comentarios que en plató se hacen sobre Iván y sobre su relación con él tienen a Ruth muy agobiada, pero tratándose de su paisana Nagore la cosa se complica. Ambas se tienen muchísimo cariño, y las opiniones que Nagore tiene del gaditano hacen que Ruth no sepa cómo actuar. La asesora no quiere hacer daño a la tronista y durante un video ha comentado que no piensa darle más consejos a Ruth, algo que la tronista se ha tomado fatal porque ella necesita el apoyo de Nagore. Finalmente todo ha terminado en un abrazo y en una declaración pública y mutua de cariño. ¡Pero qué vascas tan sensibles!