Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Emma García tiene un trono vacío: “Jorge tiene opciones para ser tronista”

La existencia de un trono libre y las inesperadas expulsiones de Elisa han llevado a Emma García a abrir la primera sale de espera de tronistas. Jorge, Krasi e Iván, a su manera, han hecho sus particulares postulados a la silla roja y la dirección del programa las ha aceptado. ¿Quién será el nuevo tronista?

Elisa terminó su tercera cita con Jorge afirmando "Me gusta, pero no me vuelve loca" y parece que eso ha pesado más en la tronista que Jorge lo dé todo en los retos y siempre sea el campeón. La tronista se ha puesto muy seria y ha mirado a los ojos a Jorge para explicarle que cuando está con él a solas no se siente lo relajada que le gustaría y que se ha dado cuenta de que no le gusta tanto como pensaba. Jorge y la mayoría de los presentes en plató, no podía ni parpadear de la impresión que le estaban causando las palabras de su tronista. Él salió de la cita con la sensación de que en la cita tuvo mucho feeling con Elisa y ahora, ella le estaba expulsando con muy buenas maneras.
Krasi no daba crédito con lo que le acababa de pasar a su compañero y ha pedido la palabra para aclarar que él seguía muy interesado en conquistar a Elisa, pero que no había tenido la oportunidad de tener más citas. Un comentario que ha abierto la puerta a la tronista para mandarle al mismo lugar que acababa de enviar a Jorge. Con mucha educación y delicadeza, Elisa le ha explicado que ella da citas solo a las personas que realmente le apetece y que con él no le apetece tener ninguna más. Nadie entendía lo que estaba pasando, pero Elisa tenía claro que Jorge y Krasi ya no eran sus pretendientes. Una actitud de la tronista que ha llevado a David Morales a criticarla con dureza.
A Elisa le ha sentado realmente mal que David Morales le dijera que la única que sobraba en el programa era ella y no ha dudado en responderle con mucha contundencia. La tronista no entiende por qué David le ha dicho eso y él ha intentado argumentárselo, explicándole que a él le han acostumbrado a conocer a las personas antes de juzgarlas y que tenía la sensación de que ella no iba a encontrar lo que estaba buscando en 'Mujeres y hombres'. Elisa ha intentado volver a dejar claro que para ella Jorge es un chico diez, pero que no le transmite lo que ella necesita, tranquilidad. Jorge le ha dicho que a él le gusta que las chicas cuando están con él no estén demasiado relajadas, pero no había nada que hacer. Elisa no siente lo que ella necesita cuando Jorge la toca o la besa y no quiere que ninguno de los dos pierdan su tiempo.
Jorge ha salido del plató avisando a las chicas que volvía a estar soltero y a Ruth se le ha encendido el pilotito rojo. La tronista tiene la sensación de que Jorge, quién le cae estupendamente, ha dejado caer esas palabras porque está interesado en ser tronista. Al escucharle, Jorge ha regresado al plató y ha sido completamente sincero: "Sí, quiero el trono". Una afirmación que Emma ha aprovechado para preguntarle a la directora del programa qué si Jorge tenía opción de ser tronista y se ha encontrado con un rotundo "Sí". El pretendiente acababa de ser expulsado pero de repente, la ilusión de enamorarse ha vuelto a su vida. Krasi que ya se había marchado, ha escuchado la palabra trono y ha regresado al plató para dejar claro que él también estaba buscando al amor y que también se postulaba para ser tronista. La dirección también ha aceptado su propuesta y Emma ha abierto la primera sala de espera de tronistas.
En esta ocasión, Iván ha tenido la sensación de que la propuesta del trono iba en serio y en lugar de contestar con un "No", ha explicado que el noventa y nueve por ciento de los pretendientes quieren el trono. El pretendiente de Ruth se ha visto en un serio aprieto porque su cabeza le estaba diciendo que dijera en voz alta lo que deseaba con todas sus fuerzas, pero la propuesta le ha pillado en un mal momento porque estaba viviendo un momento muy dulce con su tronista.
Ver más de: