Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alba, a Julen, desde su trono: “Tú no querías estar conmigo y por eso estoy aquí”

Julen no ha querido perderse el primer día de Alba en el trono y ha decidido darle la bienvenida al trono con un montón de reproches y cierta ironía. Alba tiene claro que si ella está en el trono es porque Julen no quiso tener nada con ella, pero una vez más han vuelto a saltar chispas entre los que tanto se quisieron.

Cargado de ironía, Julen ha regresado al plató y ha explicado que se le ponía la piel de gallina al ver las imágenes en las que Alba, la chica que estaba enamoradísima de él, aceptaba el trono sin dudarlo. Eso sí, el extronista asegura estar muy contento porque se alegra de no haber hecho caso a las personas que le decían que se fuera con ella del programa. Tiene la sensación de que Alba tenía la oportunidad perfecta para haberle demostrado que podía confiar en ella, solo tenía qué no haber aceptado el trono y esperarse un poco a que él se diera cuenta de que su amor es sincero.
Siguiendo con el tema, Julen ha dejado claro que le parecía muy fuerte que hubiera tenido que entrar por teléfono porque Alba dijera en plató que le había decepcionado. El extronista quiere que su expretendiente le dé explicaciones y sobre todo, quiere disfrutar con ella de este día tan especial. Un actitud que no ha gustado mucho en plató y que ha llevado a Nagore a decirle que era hermético para demostrar sus sentimientos, pero no lo era tanto para mostrar su rabia. "Ha sido una de las personas a las que más me he entregado y mira como me lo ha pagado", así ha justificado Julen la rabia que siente por Alba. Y es que la pretendienta le ha decepcionado muchísimo y no entiende que le dijera que se fuera con ella porque las cámaras sacaban su peor cara y ahora estaba sentada en el trono.
No sabemos si ha sido la mejor entrada de una tronista, pero sí que ha sido la entrada en el plató de Alba como nueva tronista de 'Mujeres y hombres'. Muy guapa y muy seria, Alba ha bajado las escaleras convertida en toda una diosa griega y se ha parado ante su ex para saludarle antes de avanzar hasta el trono. Emma la invitado a sentarse en su nueva silla, pero Alba aunque, ha asegurado que estaba feliz y dispuesta a aprovechar la oportunidad, no estaba del todo cómoda, no entendía todo lo que Julen acababa de soltar por la boca. La nueva tronista ha intentado dejar claro que si ella había aceptado el trono es porque Julen le había dejado claro que no quería estar con ella y que durante todo este tiempo fuera, no le había demostrado absolutamente nada. Julen que en esta ocasión no estaba dispuesto a callarse, ha agradecido a todos los que le habían advertido que Alba no era de fiar, ha dado las gracias por haberles hecho caso, le ha recordado el fuerte mensaje que le envió pero sobre todo, le ha pedido que fuera agradecida porque si él no hubiera confiado en ella, no estaría sentada en el trono.
La situación entre Alba y Julen era muy tensa y el extronista se ha puesto en pie para desearle a la nueva tronista que cuando tuviera un favorito le hiciera elegir entre el trono y él, para que sintiera en sus propias carnes lo que había sentido él. Alba en ese momento, le ha dejado claro que ella sí dejaría su trono por un chico que le gustara de verdad. Emma ha querido que Paula, la tercera protagonista de esta historia de amor, diera su opinión y por primera vez ha tenido que dejar de defender a Julen. Paula cree que Alba lo ha hecho bien porque después de lo que Julen le dijo, no tenía ningún motivo para seguir esperándole fuera del programa. Un argumento que Alba ha utilizado en su defensa, pero que no ha dejado a Julen sin palabras. El extronista le ha dejado claro a su expretendienta que lo que es absurdo es que pensara que el programa es un circo y que ahora estuviera sentada en el trono.
Al ver un vídeo resumen de su historia de amor con Alba, Julen ha tenido la sensación de que lo que podían haber sido era él un poco más tonto con ella y le ha dado la razón a Labrador, quién piensa que Julen tenía que haber sacado más carácter para conquistar a Alba durante su trono. Alba ha vuelto a explicar que a ella le gustaba Julen tal y cómo era, pero Antonio David y Olaya han cargado contra ella con la teoría de que su única intención era engañar a Julen para robarle su trono.
Paula ha pasado de estar loca de amor por Julen a estar enfadada y decepcionada con él. Julen que no entendía nada ha sido muy claro: "No sé lo que hago, pero decepciono a mis pretendientas, pero una de está de tronista, otra de gancho y la otra conquistando a Iván". Paula tiene la sensación de que ella se ha llevado la peor parte de esta historia, pero cuando Julen ha intentado explicarle que él simplemente le ha pedido tiempo, Alba se ha metido en la conversación y las dos han vuelto a tener una fuerte discusión.