Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Steisy, a Dosel: “Si yo no echaba la cartera no podíamos hacer nada”

Con la promesa de Steisy de que iba a estar tranquila, Dosel ha entrado en el plató con la intención de hablar con la extronista de forma tranquila y civilizada. Dosel se ha mostrado triste por la situación, pero Steisy no ha tardado en asegurar que tenía que estar contento porque se había quitado un peso de encima y echarle en cara que todavía estaba esperando a que le pidiera perdón. Dosel ha reconocido que no se comportó bien y que intentó hablar con Steisy preguntándole que qué tal estaba, pero que como no recibió respuesta no continuo porque él tampoco tenía ganas de hablar con ella. Eso sí, ha reconocido que era normal que Steisy tuviera menos ganas aun de hablar con él. Llegados a esta situación, Dosel ha querido ir punto por punto y que Steisy le explicara eso de que es un mantenido y ella lo ha  hecho. La extronista no entiende que no pudieran ir ni a tomarse un refresco porque no tenía dinero, pero que luego le enseñara un móvil de ochocientos euros que se había comprado. En ese momento, la expareja ha comenzado a echarse en cara lo que se habían comprado mutuamente y Emma no ha entendido para qué se compraban cosas si después de un mes se lo iban a echar en cara, pero parece que Dosel lo consideraba regalos y ella que el expretendiente se estaba aprovechando de ella.