Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ni los cuernos, ni las ganas de verse, el amor de Steisy y Dosel se ha roto por la pasta

Steisy y Dosel se han vuelto a verse en el plató dónde se enamoraron y aunque en esta ocasión han conseguido mantener las formas, han vuelto a dejar claro que su amor es imposible. Reproches, regalos, falta de tiempo, incompatibilidad de aficiones... son muchas las cosas que les separan, pero el dinero parece ser el verdadero culpable de su ruptura.

Steisy ha regresado al plató muy enfadada porque no entiende que Dosel siga mintiendo con lo fácil que es reconocer que te has equivocado y pedir perdón. Según la extronista, la gota que colmó el vaso en su relación fue cuando descubrió que Dosel le estaba siendo infiel con una chica. Steisy fue hasta casa de Dosel para pedirle explicaciones y podría haberle perdonado, pero en lugar de aceptar la verdad desde un primer momento, asegura que Dosel le mintió en varias ocasiones antes de reconocerle que había tenido algo con ella en verano. Aunque, también asegura que el expretendiente le dijo a Ruth que sí estaba con ella y la fecha de la foto coincide con la fecha de su final, por lo que cree que ha mantenido una relación paralela con ella. Además, Steisy asegura que hay otras mujeres, pero que no tiene pruebas para demostrar sus teorías.
Al ver de nuevo la versión de Dosel sobre su ruptura, Steisy ha dejado claro que le habían molestado muchas cosas y ha intentado desmontar punto por punto su versión. Respecto a que Dosel no podía ir a verla en su casa, Steisy ha aclarado que eso no era cierto y que si no iba a verla era porque se despierta a las cuatro de la tarde y no le apetecía ir. Asegura que Dosel solo quería ir a recogerla a la estación porque así solo tenía que estar un ratito con ella porque a las diez de la noche ya no le iba a llevar a un parque a pasar frío. La tronista no entiende por qué Dosel no quería estar con ella y la única explicación que encuentra es que necesitaba tiempo para estar con la otra chica porque asegura que le llegó a decir: "con un ratillo que nos veamos tienes de sobra".
Steisy tiene claro que ella no es una novia de conveniencia y que Dosel debería estar deseando estar con ella y no hacerla casa solo cuando le interesaba o le pillaba de camino. Asegura que ella estaba muy enamorada, pero que se ha dado cuenta de que su pretendiente "no es un hombre, es un niño". Sin embargo, le quiere tanto que le llegó a decir que si no quería estar con ella, se podían inventar algo para ocultar la verdad y le ha estado tapando durante todo este tiempo porque ella sabía que se saltó las normas cuando estuvo en el programa.
Con la promesa de Steisy de que iba a estar tranquila, Dosel ha entrado en el plató con la intención de hablar con la extronista de forma tranquila y civilizada. Dosel se ha mostrado triste por la situación, pero Steisy no ha tardado en asegurar que tenía que estar contento porque se había quitado un peso de encima y echarle en cara que todavía estaba esperando a que le pidiera perdón. Dosel ha reconocido que no se comportó bien y que intentó hablar con Steisy preguntándole que qué tal estaba, pero que como no recibió respuesta no continuo porque él tampoco tenía ganas de hablar con ella. Eso sí, ha reconocido que era normal que Steisy tuviera menos ganas aun de hablar con él.
Llegados a esta situación, Dosel ha querido ir punto por punto y que Steisy le explicara eso de que es un mantenido y ella lo ha hecho. La extronista no entiende que no pudieran ir ni a tomarse un refresco porque no tenía dinero, pero que luego le enseñara un móvil de ochocientos euros que se había comprado. En ese momento, la expareja ha comenzado a echarse en cara lo que se habían comprado mutuamente y Emma no ha entendido para qué se compraban cosas si después de un mes se lo iban a echar en cara, pero parece que Dosel lo consideraba regalos y ella que el expretendiente se estaba aprovechando de ella.
Antonio David ha intentado echar una mano a Dosel y ha contado algo que él no quería decir por vergüenza. El asesor del amor ha contado que Dosel tenía que ayudar económicamente a su familia, pero eso es algo que Steisy también hace y que para ella no justifica la situación porque están ganando bastante dinero y pueden ahorrar. Además, Steisy ha intentado dejar ver que Dosel se gasta el dinero solo en lo que queríe, pero más allá del dinero parecía estar quedando claro que los jóvenes lo que no tenían era ganas de verse, unas ganas que a Steisy se le fueron quitando al ver los detalles monetarios del hombre que le había robado el corazón. Parecía estar claro que la pasta había sido el gran problema de la relación y Steisy ha intentado aclarar que era un añadido porque también estaban las infidelidades de Dosel, pero él asegura que eso no es cierto. Dosel le ha reconocido a Emma que durante el trono había tenido algún que otro rollete, pero que nunca ha tenido una relación de amor paralela porque su corazón era de la tronista.
La madre de Steisy ha entrado por teléfono y ha pedido que le dejaran hablar porque estaba indignada y tenía muchas cosas que decir de Dosel y no mentía. Trini ha comenzado a dejar claro que su hija también ayudaba a su familia y no tenía que abusar de los demás como Dosel para hacerlo. "Dosel es un embustero compulsivo", ha continuado asegurando Trini antes de empezar a enumerar un montón de detalles, todos relacionados con el dinero, que había visto en el novio de su hija que no le había gustado nada de nada. Trini ha insistido en que ella estaba dispuesta a defender a su hija frente a quién fuera necesario, pero Steisy ha comenzado a llorar y Emma ha tomado la decisión de cortar la llamada teléfonica de la madre de la extronista.
Tras la llamada de la madre de Trini, Rosa ha entrado en el plató y ha vuelto a demostrar que es una gran mujer. Ha saludado a Steisy y le ha preguntado qué si ella y su madre habían preparado todo esto para hundir a Dosel. Una pregunta que Steisy ha respondido con mucha tranquilidad: "Si yo tengo una verdad no necesito prepararme nada y la defiendo donde haga falta". Rosa ha intentado saber por qué Steisy no volvió a ir a su casa y ella le ha dicho que no lo hacía porque después le tocaba ir al parque a pasar frío. La madre de Dosel ha intentado que quedara claro que ella tenía las puertas de su casa abiertas y que ella con lo mucho o poco dinero no va a permitir que nadie mantenga a su hijo estando ella. La situación ha comenzado a ponerse más tensa de lo normal y Emma ha querido dar por zanjada la conversación porque estaba claro que entre Steisy y Dosel no había solución.