Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julen está dispuesto a esperar a que Alba acabe su trono para empezar algo con ella

Alba ha querido explicar que ella estaba enfadada con Julen porque no entendía por qué se estaba comportando así con ella, pero que él le había contado en ese romántico paseo que pensaba que ella se había ido de su trono porque ya le habían ofrecido el trono. En ese momento, Nagore ha interrumpido la conversación para intentar que Alba nos contara lo más importante que Julen le había dicho en ese encuentro, los jóvenes han intentado hacerse los remolones, pero la asesora del amor ha explicado que Julen le dijo a Alba que viviera su trono y que él le iba a estar esperando fuera. Julen ha querido matizar la información y ha asegurado que le dijo que si se iba sola del trono hablarían. El extronista tiene claro que lo que siente por Alba es de verdad, pero no está dispuesto a sentarse a pretenderla, ni a pedirle que deje el trono por él. Los sentimientos en el plató estaba a flor de piel y Toño estaba a punto de estrangularse con las muletas y Alba ha querido tranquilizar a sus chicos. Por primera vez, hablando desde el corazón, la tronista ha explicado que ella tenía muchos sentimientos por Julen, pero que no podía tomar una decisión por una frase que Julen le había dicho una noche a las cuatro de la mañana porque ella lo había pasado muy mal al escucharle hablar de su relación como una relación tóxica. Parecía claro que Alba no iba a dejar su trono por Julen porque había sufrido mucho y él seguía reprochándole que no le había dado el tiempo que necesitaba para aclarar sus sentimientos y Emma ha pensado que todo se podía solucionar con un abrazo, aunque fuera un abrazo de amigos.