Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alba ya no se fía de Julen y está dispuesta a confiar en Toño, de momento

La reacción de Toño y el último abrazo con el que fuera su tronista, le han servido a Alba para ordenar sus sentimientos y tener claro que ella necesita a "un hombre que la quiera todo el rato y no solo cuando está celoso". Además, la tronista se ha dado cuenta de que Iván y Jorge no son lo que está buscando.

La primera cita de Toño con Alba no ha decepcionado a nadie. Después de hacer un poco de ejercicio en pareja, Alba quiso saber cuáles eran las intenciones de Toño en el programa y le convenció saber que su principal objetivo en el plató del amor era ella. La tronista es consciente de que Toño es un poco viejuno para ella y que tiene un largo recorrido en el programa, pero algo le dice que se puede fiar de él y que le quiere conocer mejor. Parece que entre el extronista y Alba ha surgido el feeling y que de momento, es el único que ha conseguido que no piense en Julen durante un ratito.
Y es que, tras ver un resumen de la última visita de Julen al plató, los pretendientes querían saber qué era lo que pensaba su tronista y ella ha sido muy clara. Por mucho que le guste que su relación con Julen haya vuelto a la normalidad, no puede olvidar que el extronista le dijo que era una persona tóxica y que con ella no iba a poder ser feliz. Alba, no ha querido afirmar que no se fíe de Julen, pero sí ha dejado claro que cree que ha actuado porque estaba celoso y que ella quiere a un hombre que la quiera todo el rato y no solo cuando vea que hay otros chicos interesados en ella.
A Toño no le gustó nada como le brillaban los ojos a Alba cuando estaba cerca de Julen y dejó claro en el plató que no se había marchado porque estaba con muletas, pero cuando ha llegado a la cita, las cosas han cambiado. Alba se ha apoderado de la conversación y le ha dejado claro que le gusta y le quiere conocer. La tronista se ha mostrado tan efusiva en sus argumentos que Toño no ha tenido más remedio que guardar silencio y quedarse a seguir luchando por su amor. Eso sí, Toño ya tiene una edad y sabe que el corazón de Alba sigue latiendo por Julen y eso es algo que la tronista no puede controlar.
Toño estaba feliz porque su tronista le había pedido que se quedara y tenía la sensación de que pueden tener una bonita historia de amor. Una sensación que no tenía Jorge, quién ha pedido la palabra para comentar que estaba indignado con la cita de Toño. El pretendiente cree que no había sido justo que Alba le diera una cita a Toño porque no había hecho el reto de Cupido. Sin embargo, Jorge no ha podido decir mucho más porque Alba le ha explicado que no quería seguir conociéndole, algo que Tamara ya parecía tener claro en el anterior programa. A Jorge no le ha sentado bien que Alba no le haya dado ni una cita, pero como ya está acostumbrado a las expulsiones se ha marchado del plató con una sonrisa.
Cuando Iván llegó, Alba no demostró demasiado entusiasmo por él porque el pretendiente había hecho el casting por Ruth en lugar de por ella. Entre todos, consiguieron que la tronista le diera una pequeña oportunidad a Iván y le permitiera sentarse para intentar conquistarla. Pese a que Alba ha puesto de su parte para conocerle, que en un principio viniera a por otra chica le ha pesado demasiado a la tronista y ha decidido expulsarle.
Ver más de: