Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiama, Marta y Bela tiran la toalla con Lukas

En el trono de Lukas ha habido una auténtica espantada de pretendientas. Bela ha sido sincera y le ha dicho que no puede dejar de pensar en un chico que conoció, Fiama no tiene nada en su contra pero no soporta que no confíe en ella y Marta ya no puede más. La única que no tiene ningún problema con él es Yessica, eso sí si fuera su final no se iría con él porque todavía no le gusta lo suficiente. Además, Iván ha pedido a Fiama que le pretenda.

Bela ha querido ponerle las cosas claras a Lukas antes de continuar en el programa, hace un tiempo conoció a un chico y sigue pensando en él. "No quiero engañarte, no quiero hacerte perder el tiempo", le ha dicho, "no puede seguir aquí fingiéndolo todo", ha añadido. La pretendienta parece que no ha olvidado a esa persona, sigue enganchada. Unas palabras muy sinceras que han sido como una jarra de agua fría para el tronista y es que Bela era una de las chicas que más le gustaban.
La pretendienta tiene su vida y su trabajo fuera y "no me pierdo por estar aquí", le ha explicado. Fiama entró porque le atraía mucho Lukas y se ha dado cuenta que es una persona muy insegura, "y me molestó lo de la desconfianza. No pretendo que confíes en mí porque no me conoces., igual que yo no voy a confiar en ti", ha asegurado, pero de ahí a que no confíe porque le han dicho cosas los demás, por ahí no va a pasar".
Fiama tiene las cosas muy claras. No tiene nada en contra de Lukas, "me parece un chaval encantador, no tengo nada en contra de él pero sé que no llegaría a nada con él. Entonces no voy a seguir", ha explicado, y por otro lado, "lo de Iván me parece penoso", ha asegurado. Que haya venido a pedir que sea su pretendienta después de haber tenido un relación con uno de sus amigos, no le ha parecido nada bien. Nacho Montes le ha pedido al tronista que acepte su derrota.
Tras quince minutos Marta y Lukas no conseguían llegar a un acuerdo porque ella no puede aceptar que su tronista muestre tanto interés por cada chica que entra, y Lukas por su parte no puede entender que ella saque de esa manera los pies del tiesto. Las cosas tenían mala pinta y el desenlace no ha podido ser otro que el que ha sido: Marta no ha aguantado más y ha abandonado la conquista de Lukas. Se acabó el amor para ellos.