Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmen se gana una silla caliente

Al ver que Carmen se había negado a hacer el reto, en el plató se ha abierto un debate sobre si había actuado bien o mal la pretendienta. La mayoría parecía estar de acuerdo en que Carmen debería haber hecho el reto y que si no quería imitar a Ruth podía haber sorprendido a Iván con alguna otra cosa. Carmen estaba muy bloqueada porque no sabía cómo explicar su postura e Iván ha pedido una silla caliente para ella. Le ha querido dar la posibilidad de que pensara alguna forma de sorprender durante el programa.