Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana se despide de Labrador: “No aguanto más, no puedo estar aquí”

Labrador estaba muy enfadado con Ana porque no le había contado toda la verdad sobre su famosa tarde de domingo en el cine, pero no se esperaba que Ana entrara en el plató con la decisión de marcharse tomada. La pretendienta está enamorada de Labrador y no puede soportar que él siga desconfiando de ella, tras ocho meses de relación.

Muy seria y más nerviosa que nunca, Ana ha entrado al plató y directamente ha comunicado que venía a despedirse. Ante esta situación, Emma ha querido que viéramos la última cita que habían tenido y que los jóvenes se sentaran a hablar tranquilamente antes de dar por finalizada una relación de casi ocho meses. Labrador ha querido explicar, una vez más, que a él no le molestó el hecho de que Ana se fuera al cine con dos chicos y que lo que le sentó mal realmente fue que no le contara las cosas como habían sucedido. Una actitud que Ana comprende porque no fue sincera con él, pero a ella le duele que él desconfíe cuando lleva ocho meses pretendiéndole y no ha salido de ella ni una sola confidencia.
Muy seria y convencida de que ella no tenía nada que ocultar porque es una mujer soltera que no tiene que dar explicaciones a nadie, Marta se ha sentado junto a Ana y Labrador para contar lo que pasó la famosa tarde de domingo. La expretendienta de Lukas, le ha contado a Labrador que Ana no contó nada porque uno de los chicos tiene novia y no quería que esto saliera a la luz, pero que no había hecho nada mal. Un detalle que Labrador no entendía y que le había hecho desconfiar mucho de Ana. En esta situación, Rafa ha pedido la palabra para contar que había estado hablando con los amigos de Ana y que le habían dicho que ésta fue al cine con el simple objetivo de hacerle la cobertura a Marta. Algo que la propia Ana ha confirmado ya que, no vio nada malo en ir al cine un domingo a las cinco de la tarde.
Ante esta situación tan tensa, Emma ha querido saber por qué tenían tanto interés en que no se supiera nada de los chicos que les habían acompañado al cine y Ana nos ha contado los motivos: "La novia del chico llamó a Marta y le amenazó". Algo que a Labrador le ha vuelto a confirmar que Ana nunca tiraba para su equipo, pero que en parte le ha devuelto un poco de confianza en ella. Marta ha intentado que Labrador se quedara tranquilo y le ha explicado que ninguna de las dos tuvo nada con ningún chico, pero se lo estaba explicando de una manera que no le ha convencido nada de nada. Labrador no es Lukas y no está dispuesto a que Marta le de tres o cuatro versión de un mismo hecho.
Laia no quería contar nada, pero ha sido Labrador el que ha explicado que hace un par de semanas, Laia le contó en una cita que había hablado con el jefe de Ana y que le había dicho que ésta tenía que abandonar el programa. Una información que parecía que se estaba convirtiendo en realidad, pero que Ana ha negado en rotundo. Le ha pedido a Laia que le dijera el nombre del jefe que se lo había dicho y le ha pedido a Rafa que le llamara para que confirmara que era todo mentira. Laia ha insistido en que ella había contado solo lo que le habían dicho, pero que no podía afirmar que fuera totalmente cierto. Labrador no sabía a quién creer, pero eran este tipo de cosas las que le hacían desconfiar de Ana.
"Sé que no he hecho las cosas bien, pero también me ha dado cuenta de que si no confías en mí, que tendrás tus motivos, pero si no confías, yo ya no pinto nada aquí", así le ha empezado a decir Ana al hombre del que está enamorada, que esa era la última ocasión en la que la iba a tener delante. A Ana le da igual que la llamen cobarde o que piensen que tiene algo fuera, ella sabe que lleva ocho meses sintiendo algo muy fuerte por Labrador y que no puede más. Lo pasa fatal cuando le ve avanzar con otras pretendientas o siente que no confía en ella, y no quiere seguir así. Al escuchar estas palabras, Labrador le ha dado dos besos y ha vuelto a su trono lleno de tristeza, pero antes de que Ana se marchara para no volver, Emma ha querido saber si estaba completamente segura de su decisión y ella le ha respondido con un: "Sí". Seguimos grabando...