Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jenny planea marcarse 'un Noel' en la final de Labrador y convertirse en su elegida

Todo apunta a que el último mes de trono de Labrador no va a ser nada fácil. Jenny no descarta la posibilidad de plantarse en la final, Thais no soporta escuchar que no termina de estar enamorado de ella, mientras que Karen está convencida de que en un mes es capaz de superar a todas sus rivales y salir del plató del brazo de su tronista.

La cara de Jenny se ha llenado de luz cuando Antonio David le ha propuesto estar en la final el próximo 29 de julio. La tronista no se ha mostrado dispuesta a dejar su trono, pero sí a estar presente en la final y darle a Labrador la posibilidad de elegir su amor. Una reacción que ha hecho estallar a Thais, pero que a Isaac, su pretendiente, no le ha parecido mal. Prefiere que se vaya con una persona por la que todavía tiene sentimientos y no que desaproveche su trono y se vaya con alguien por el que no siente nada. Isaac se ha mostrado muy comprensivo, pero Thais no podía más con esta situación y le ha advertido a Labrador que para quedarse con cara de tonta en la final, prefiere irse antes.
Labrador no se había enterado muy bien de que Jenny quería estar en su final como pretendienta y cuando se lo han explicado, una gran sonrisa se ha dibujado en su cara y no ha dicho que no quisiera que estuviera. Jenny estaba feliz y Thais fuera de sí, la pretendienta no soporta la actitud altiva de Jenny y ha pedido que no la dejaran hablar más porque sentía que no iba a poder controlarse. A nadie le parecía bien que Jenny se fuera a colar en la final de Labrador y hasta Karen, la amiga de Jenny, le ha advertido que ese podía ser el final de su amistad. Pero Jenny, tenía claro que ella no había dicho nada de nada y que simplemente había dejado ver que de aquí al 29 de julio podían pasar muchas cosas.
Tras escuchar a Labrador decirle a Karen que no terminaba de enamorarse de ella y que tenía la sensación de que no le iba a enseñar nada, Thais ha tenido claro que no se iba a quedar un mes más en el programa porque se había dado cuenta de que Labrador ya tenía claro lo que significaba para él. Al tronista le ha sentado fatal que Thais estuviera tirando la toalla por algo que él mismo le había contado en la cita y ha comenzado diciéndole que al final del programa iba a comunicar algo que se iba a perder si se iba, pero se ha ido calentando y le ha dejado claro que si ella no está dispuesta a luchar, él tira la toalla porque le da igual estar un mes más o menos en el trono. Labrador está cansado de que sus chicas le decepcionen y le ha explicado a Emma que tiene la sensación que el problema es que entre ellos no existe la comunicación.
Emma ha pedido que Labrador y Thais se sentaran en mitad del plató para intentar solucionar el problema de comunicación y parece que un poquito lo han conseguido. Labrador ha hecho caso del consejo de Ferchu y le ha explicado a Thais que iba a tomar decisiones sobre sus pretendientas porque no todas le gustaban de verdad, pero que no le había dado tiempo a reaccionar. El tronista le explicó a Thais en la cita que no se podía terminar de enamorar de ella porque en el programa le faltaban cosas y por eso no entendía que se hubiera puesto así cuando ella ya sabía lo que sentía y en la última cita habían estado tan bien.
Tras ver las imágenes en la que Thais le decía por primera vez a Labrador un precioso "Te quiero", Labrador y su pretendienta se han relajado y han solucionado su crisis. Labrador le ha pedido que no le vuelva a decir que se va porque él está muy desencantado y necesita que ella también siga luchando por él. La cara de Thais iba cambiando por momentos y se ha dado cuenta de que quiere estar al lado de Labrador hasta el final aunque, le dé mucho miedo no ser su elegida. Los jóvenes no han necesitado más para besarse apasionadamente y demostrar una vez más que se gustan mucho. Algo que ha conseguido que Karen se pusiera tensa por primera vez en el programa. La pretendienta le ha preguntado a Labrador qué si quería conocerla mirándole a los ojos y él le ha vuelto a repetir que su trono no se va a terminar hasta que no la conozca un poquito mejor.