Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ainhoa borra la sonrisa de Sofía: “Olvídate de Hugo que ya estoy yo aquí”

Hugo todavía no se ha acostumbrado a los continuos ataques de Sofía a sus pretendientas y de repente se ha encontrado con un problema mucho mayor. Ainhoa, la extronista, ha bajado las escaleras dispuesta a conquistarle y a dejarle a Sofía las cosas claras, Hugo es para ella y no hay más que hablar.

Emma García era consciente de que la llegada de Ainhoa iba a poner el nuevo plató patas arriba y ha intentado por todos los medios retrasar su entrada porque el ambiente ya estaba bastante caldeado, pero no lo ha conseguido y la extronista ha bajado las escaleras como una auténtica diva. La cara de Hugo se ha llenado de felicidad al mismo tiempo que la sonrisa desaparecía de la cara de Sofía. Ainhoa es mucha Ainhoa y ha ido directa a saludar a Hugo y dejarle las cosas claritas a la tronista. Hugo y Ainhoa se conocieron hace un año en el plató, bailaron una bachata y se quedaron con las ganas de algo más. Ainhoa tiene 27 años y tiene claro que ella no quiere perder el tiempo así que antes de centrarse en su nuevo tronista ha querido dejar las cosas claras. Le ha advertido a Hugo que ella no va a soportar ningún tipo de tonteo con Sofía y a ella le ha dicho que se olvide de él: "Olvídate de Hugo porque ahora estoy yo aquí". Como era de esperar, Sofía no se ha quedado callada y han entrado en un tenso cruce de palabras, que Ainhoa ha querido zanjar demostrándole la complicidad que tiene con Hugo bailando bachata.
El ambiente en plató estaba muy tenso y Emma ha pedido a los tres protagonistas de la polémica que se sentara en mitad del plató para hacer una terapia de grupo. Hugo estaba tenso y muy nervioso. No podía esconder la felicidad que le había provocado la llegada de Ainhoa, pero al mismo tiempo estaba sufriendo porque él sigue teniendo sentimientos por Sofía y no le gusta verla pasarlo mal. Ainhoa no esperaba que Hugo siguiera sintiendo algo por una persona tan "frívola" como Sofía y ha vuelto a tener un tenso intercambio de opiniones con la tronista. A Hugo no le faltaba de nada, tenía a Ainhoa, a Sofía y a Maite dándole por todos los lados, pero él se ha mostrado muy tranquilo y ha intentado que Ainhoa y sus pretendientas entendieran que necesita un poquitín más de tiempo para olvidarse de Sofía y entregarse a ellas al cien por cien.