Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julen, mirando a los ojos a Alba: “Se ve que lo que quieres es el trono”

Julen se ha sentado en su antiguo trono para tener la conversación que tenía pendiente con Alba y aunque nos ha contado que ella quiso ir a su casa, que se estuvieron enviando fotos de sus citas y que el único chico que le gusta a Alba es Toño, nos ha vuelto a dejar con la sensación de que pasó algo más entre ellos. Alba sin embargo, ha pedido perdón y ha intentado poner punto y final a su historia de amor con Julen.

Julen ha vuelto al plató y ha querido puntualizar que él no iba a contar nada de lo que había pasado entre Alba y él, pero que le sentó fatal que dijera que él es "un celoso y que no la deja en paz". Con Julen en plató y con Toño pensándose si quiere volver a conquistarla, Alba ha retomado el tema de su supuesta visita a casa de Julen. La tronista ha insistido en que ella no llegó a ir a casa de Julen porque había mucho atasco y al ver que él no le respondía a los mensajes decidieron darse la vuelta y volver a Ávila. Sin embargo, la versión de Alba ha resultado un poco contradictoria y los asesores han querido saber exactamente si llegó al portal de la casa de Julen porque ha comentado que le dijo que bajara a la calle que su amiga y ella le estaban esperando en el coche. La tronista ha insistido en que no llegó hasta allí, pero sí ha vuelto a dejar claro que su primera intención fue ir para hablar con él tranquilamente.
Todo el mundo parecía culpar a Alba de la situación que había vivido con Julen y Sofía Cristo ha querido dejar claro que Julen tampoco era un santo y que al día siguiente quiso ir a Ávila para tener la conversación que no pudieron tener a las cinco de la mañana. Julen se ha reído y ha invitado a Alba a que lo contara, pero le ha pedido que lo contara todo. Al parecer, cuando Julen se despertó vio que Alba había querido ir a verle a su casa y le ofreció la posibilidad de ir a verla a Ávila para acabar la conversación que habían dejado a medias, pero que ella le dijo que era mejor que no fuera porque no estaba bien que hablaran, ni se vieran porque se estaba saltando las normas del trono. Julen ha estado de acuerdo con esta versión, pero la ha ampliado aclarando que Alba en ese momento le envió una foto de una de sus citas y le preguntó que si se acordaba de lo bien que estaban.
Al ver que Alba y Julen tenían una conversación pendiente, le ha pedido a Julen que se sentara en su antiguo trono y que tuviera con la tronista la conversación que necesitaban. Julen ha comenzado la conversación explicando que le daba mucha rabia porque se notaba mucho que lo único que a Alba le importaba era su trono y que por eso se había puesto así con él en el anterior programa. Un comentario que Alba ha intentado justificar asegurando que él fue el primero que le aconsejó que no contara nada porque no había pasado nada entre ellos y que luego había sido él el que había contado más de la cuenta. Pero Julen tiene claro que él lo contó porque le sentó fatal que le dijera que es un celoso y porque tiene claro que no le gustan ninguno de sus pretendientes porque a él le había vuelto a decir que le quiere. Los jóvenes no estaban diciendo casi nada nuevo, pero estaban dejando claro que se siguen queriendo y Alba ha intentado justificar su deseo de estar en el trono porque Julen ya no es el chico que la enamoró.
Al escuchar a Julen afirmar que a Alba no le gustan sus pretendientes, Nacho Montes ha querido saber si eso era una conclusión suya o se lo había dicho Alba y el extronista ha intentado morderse la lengua, pero no lo ha conseguido. "Me dijo que al único que se creía es a Toño", ha asegurado Julen antes de que Sofía dijera que no es lo mismo confiar que gustar y Alba se justificara aclarando que había echado a todos los pretendientes que tenía en ese momento, menos a Toño.
Alba ha querido seguir el consejo de sus pretendientes y se ha puesto en pie para dejar claro a sus chicos que en ese momento daba por zanjado el tema de Julen porque quería conocerles, enamorarse y salir del programa con alguien que la quiera de verdad, no un día sí y otro no. Un comentario que ha llevado a Julen a dudar de sus palabras porque hasta zanjando el tema le había tirado una indirecta. Sin embargo, Alba ha continuado y Emma ha querido resaltar la frase que había dicho Toño unos minutos antes: "La única vez que me he enamorado ha sido en el programa".