Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alba se queda de piedra al ver a Toño al lado de Ainhoa, la mujer que le enamoró

Alba sabía que Toño había estado enamorado de una única mujer, pero no se imaginaba que la guapísima chica que ha entrado en el plató fuera Ainhoa, su ex, y le han temblado las piernas. Ainhoa y Toño han hablado de su gran amor y de cómo está su relación actualmente, pero el pretendiente no ha conseguido librarse de la silla caliente.

Cuando Ainhoa, la extronista, ha entrado en el plató, todas las miradas se han centrado en Toño, su ex. Sin embargo, Toño se ha mostrado muy tranquilo, se ha levantado a saludar a Ainhoa y ha dejado claro que entre ellos había una buena relación. Una información que ha dejado a Alba muy sorprendida porque no sabía quién era la guapísima chica que acaba de entrar en plató y qué relación tenía con su pretendiente.
La cara de Alba se ha convertido en un auténtico poema cuando ha escuchado a Ainhoa confirmar que ella también estuvo muy enamorada de Toño y que tuvieron una relación de dos años. La tronista no tenía ni idea de quién era Ainhoa, ni de que Toño había estado tan enamorado de ella. La expareja ha contado que su relación se rompió por fallos de Toño y que estuvieron un tiempo muy enfadados, pero que el tiempo todo lo cura y que hoy en día tienen una relación cordial. A Alba no le ha hecho ninguna gracia que Ainhoa y Toño hablaran de lo enamorados que estuvieron y no ha dudado en decirle a su pretendiente que no le había gustado nada la cara que se le había quedado. Toño se ha puesto a la defensiva y le ha dejado claro que él no había puesto ninguna cara rara y le ha reprochado que a ella sí se le cambiara la cara cuando regresó Julen.
Ainhoa ha querido saber por qué Toño estaba en la silla caliente y Alba le ha explicado que el Toño que ve en las citas no tiene nada que ver con el que está en plató y la tronista le ha ofrecido la oportunidad de cantarle una canción para librarse de la silla caliente. Como era de esperar, Toño se ha negado en rotundo a cantar delante de todo el mundo y ha prometido cantar a Alba en una cita privada, un terreno dónde él se desenvuelve muchísimo mejor, pero para Alba no era una opción. La tronista se ha llevado una decepción con su pretendiente preferido, pero en el plató ha vuelto a quedar claro que con Toño siempre funciona eso de "quién menos hace, más gana".
Alba toma decisiones
Con Carlos en la silla caliente, Alba ha sido sincera y ha explicado que no sabía muy bien que hacer con él. Es un chico que le gusta, pero necesita que se suelte y que le demuestre más cosas porque a ella no se la conquista solo con la hermosura. Carlos es consciente de que las cámaras le superan, pero no ha dudo en ponerse en pie y cantar para su tronista cuando ella se lo ha pedido. Aunque no era la primera vez que lo hacía y lo ha hecho bastante mal, Alba ha valorado su esfuerzo y le ha pedido que abandonara la silla caliente.
Alba es consciente de que Sergio es el único pretendiente que está luchando al máximo por ella y le ha dado mucha pena tener que decirle adiós. La tronista ha confesado que lo único que Sergio le transmite es ternura y que tiene la sensación de que con él no va a poder tener una relación. Sergio estaba muy ilusionado, pero entiende que Alba no quiera que ninguno de los dos pierdan el tiempo y se ha despedido de ella con mucha pena.
Ver más de: