Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bea, una doctora amor con mucho sueño

Bea ha bajado las escaleras con una bata, un montón de corazones y una pócima en la mano, pero no ha conseguido que Iván callera rendido ante sus encantos. El tronista estaba muy serio y Nagore le ha dicho que se le notaba demasiado que tenía mucho sueño. Bea estaba dispuesta a contar lo que había sucedido la noche anterior, pero Iván no le ha dejado que lo contara.