Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jenny le da el cumpleaños a Ana y se queda a luchar por Labrador

A Jenny le ha costado mucho quitarse la coraza para confesarle a Labrador que no sabía si podía continuar en el programa porque estaba empezando a sentir demasiado por él, pero tras mirar a la cámara y decirle a Hugo, pretendiente de Sofía, que ya es historia para ella, ha terminado de amargarle el cumpleaños a Ana con un: "Me quedo".

En mitad del plató y con un ambiente muy tenso, Jenny ha intentado explicarle a Labrador que a ella la distancia la mata y que si el otro día le dijo que venía al cincuenta por ciento era por ese motivo, algo que no significa que no tuviera ganas de verle. Además, tiene la sensación de que el tronista le dijo un montón de cosas que no se merecía porque él sabe que ella no viene al programa a lucirse. Labrador le ha escuchado atentamente y le ha pedido que hablaran como las personas normales cuando ha visto que la joven se estaba alterando, pero también le ha dejado claro que a él le desilusiona estar ilusionándose por alguien que le dice que está al cincuenta por ciento con él, que parece que no tiene ganas de verle y que encima le habla con tal chulería. Una vez más, Labrador y Jenny estaban hablando de lo mismo, pero no se estaban entendiendo y las pretendientas han querido echar un poquito más de leña al fuego preguntándole a Jenny que por qué había dicho que no quería conocer a Labrador dentro del programa.
Con muchísima dulzura y empleando las palabras adecuadas, Labrador le ha pedido a Jenny que le explicara qué era lo que le pasaba para que él lo pudiera comprender y que su relación volviera a funcionar. Sin embargo, Jenny se ha quedado muda y le ha dicho que necesitaba tener una cita sin cámaras con él para contarle todo. Una actitud que ha sido muy, muy criticada en plató. Emma le ha dejado claro que no se iban a ir, Nagore le ha dicho que estaba demostrando ser una "niñata" cuando quiere aparentar ser una chica madura y Rafa Mora ha ido un poco más lejos. Aun sabiendo que lo que iba a decir le iba a doler a su amigo Labrador, Rafa le ha preguntado que sí se acordaba de lo pensaban de Julen cuando se dejaba manejar por Alba y le ha dicho que en este momento él estaba siendo Julen. Una afirmación con la que Emma no ha estado del todo de acuerdo y que ha hecho que Labrador volviera a mirar a Jenny, y le dijera que le dijera lo que le tuviera que decir aunque a él no le fuera a gustar.
Labrador ya no sabía que más hacer para que Jenny superara su agobio y le contara qué era lo que le pasaba. Él estaba intentado hablarle con la mayor humildad posible y comprenderla, pero se estaba encontrando con una pretendienta cerrada en banda que no paraba de resoplar. Jenny le ha explicado que no resoplaba porque sintiera que le estaba echando la bronca, sino porque estaba muy agobiada. Antes esta situación, Nagore se ha levantado de su silla para que los jóvenes pudieran hablar tranquilamente y Jenny se ha puesto a llorar. Tiene la sensación de que no vale para estar en el programa pretendiendo a Labrador y que la situación le ha superado. Labrador ha seguido haciendo el esfuerzo de comprenderla y le ha dicho que si no quería estar en el programa porque no le gusta lo suficiente y ella le ha asegurado que no era por eso.
Completamente rota de dolor y sin entenderse ni ella misma, Jenny le ha enseñado a Labrador sus miedos y su indecisión respecto a seguir conquistándole en el programa. El tronista ha vuelto a demostrar que es una persona muy tierna y comprensiva y le ha dicho que la decisión la tenía que tomar ella sola y pensando en su bienestar. Labrador es consciente de que hay decisiones que hay que tomar aunque te hagan mucho daño, pero también que Jenny iba a contar con su apoyo hiciera lo que hiciera. "Yo he confiado en ti desde el principio", le ha dicho con mucho cariño en un momento en el que Jenny era consciente de que si se marchaba se iba a arrepentir, pero también de que las críticas internas y externas le estaban superando. A Jenny le gusta muchísimo Labrador y en muy poco tiempo y cuando ella estaba cerrada al amor, le ha demostrado cosas que muy pocas personas habían hecho antes por ella.
Aunque era su cumpleaños y no estaba teniendo la mejor de las fiestas, Ana Veterana le ha dicho a Emma que entendía perfectamente a Jenny y que al verla llorar, se estaba empezando a creer que lo que sentía por Labrador era sincero porque lo que le estaba pasando a su rival es lo que lleva ella sufriendo muchas semanas. Jenny ha intentado responder a Ana, pero lo ha hecho explicando que ella era consciente de que en muchas ocasiones su comportamiento no era el más adecuado y que se hubiera merecido más de una tarta, pero que tenía mucho miedo porque Labrador le gustaba muchísimo y tenía miedo a perderlo. Jenny se estaba mostrando ahora sí, al cien por cien, y nos ha confesado que no es que ella se sintiera la tronista, pero sí que se había sentido muy especial para Labrador y tenía pánico a que eso dejara de ser así.
Jenny no estaba abriendo su corazón y aunque, Thais no quería romper el momento, no ha tenido más remedio que hacerlo. Ella nunca había sacado una información de nadie, pero se ha visto en la obligación de contarle a Labrador que sabía de buena tinta que Jenny seguía manteniendo conversaciones con su exnovio. Labrador ni se ha inmutado y le ha pedido a Jenny que no le diera más explicaciones porque él la creía a ella, pero a Rafa le ha parecido sospechoso que a él también le hubiera llegado la misma información. Puede que fuera casualidad, pero el día que Jenny llegó al plató decaída, Hugo llegó de forma similar al trono de Sofía y a la tronista le parecía demasiada confidencia. Jenny asegura que ella no ha vuelto a hablar con Hugo, le ha pedido a Thais que traiga las pruebas de esas supuestas conversaciones e incluso, ha dicho que no tenía ningún problema de que Hugo entrara por teléfono para hablar del tema.
Rafa quería creer a Jenny, pero para que a todos se les fueran las dudas, le ha pedido que mandara mensaje a Hugo dejándole claro que ya no siente nada por él y Jenny no ha tenido ningún problema en hacerlo. La pretendienta ha preguntado cuál era su cámara, le ha pedido a Labrador que le acompañara y mirando a la cámara, le ha dicho a Hugo que deseaba que él fuera muy feliz con Sofía y que encontrara el amor igual que ella lo estaba encontrando con Labrador.
A Labrador le ha parecido muy bien que Jenny dijera públicamente que Hugo ya es historia para ella, pero antes de que llegaran los besos, ha querido saber qué iba a hacer. Jenny le ha preguntado que qué quería que hiciera, pero él le ha dicho que era el momento de que ella hablara. Tras pensárselo unos segundos, Jenny ha mirado a los ojos a Labrador y le ha dicho: "Me quedo". Una respuesta que ha hecho que Ana Veterana tirara su tarta de cumpleaños al suelo por no tirársela a Jenny a la cabeza mientras que no paraba de besar al tronista.
Ana sabía que Jenny y Labrador le iban a dar el cumpleaños, pero no sabía qué le iba a molestar tanto verles reconciliarse delante de sus narices. Está cansada de quedar como una tonta en plató y que todo el mundo tenga la sensación de que a Labrador solo le gusta Jenny y que ya está todo hecho entre ellos. Labrador le ha intentado explicar que él en ningún momento le había dicho que solo sintiera por Jenny y le ha aclarado a ésta que a partir de ahora le tiene que demostrar mucho más porque no le gusta que se piense tanto la respuesta cuando le pregunta qué si le gusta. Ana se ha quedado más tranquila, pero Thais estaba completamente descolocada y Labrador tan solo ha necesitado mirarla para que volviera a recuperar la seguridad de que le gusta y mucho.