Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa Mora, a su amigo Labrador: "Jenny se va porque tiene novio fuera"

A Rafa le gustaba la pareja que hacían su amigo Labrador y Jenny y no había querido hacer caso a los constantes rumores que le llegaban, pero al ver que la pretendienta se marchaba dejando al tronista destrozado ha roto su silencio. El extronista asegura que Jenny tiene una relación con un conocido deportista de élite y que por eso abandona a Labrador.

Horas después del dramón que protagonizaron en plató, Jenny y Labrador quedaron en un romántico lago para intentar solucionar todas sus dudas, pero no sacaron nada en claro. Labrador volvió a ser muy comprensivo con Jenny, pero le pidió que pensara fríamente si podía estar por él al cien por cien y que sino que se marchara porque él no quería sufrir más. Jenny se sigue derritiendo con la mirada del tronista, pero tiene miedo de quedarse en el programa y no ser capaz de darle todo lo que él se merece porque la situación le ha superado.
Con mucho miedo y aun sin tener las cosas claras del todo, Jenny ha intentado explicar que ella se quería quedar en plató y seguir luchando por Labrador, pero que no podía hacerlo. Antes de que explicara por qué no podía hacerlo, Olaya ha saltado como una fiera desde las gradas para argumentar que Jenny se iba a marchar porque tenía a alguien fuera. Negada la mayor y superado un nuevo enfrentamiento entre ganchos y pretendienta, Jenny ha intentado argumentar su falta de fuerzas por la presión que tiene del exterior. No sabe exactamente qué le pasa, pero ha llegado un momento en que el que no puede luchar más y siente que necesita salir fuera y respirar. Jenny no sabe lo que le pasa, pero Labrador sí lo sabe, el tronista ha explicado que aunque Jenny ya no quiera volver con Hugo, ha sufrido una relación traumática y necesita un tiempo de limpieza para poder estar lista para volver a sentir por alguien y dejar de tener miedo. Labrador está convencido de que Jenny no va a poder sentir nada por él porque necesita un período de transición antes de volver a estar con nadie.
Ana, que ya había empezado a creer en Jenny, le ha pedido a su rival que no fuera cobarde y siguiera luchando por Labrador, pero ella no tenía fuerzas para nada más. Con lágrimas en los ojos, Jenny ha explicado que en ese momento era la más cobarde del mundo, pero que estaba sometida a una presión que no le dejaba continuar y que no quería conquistar a Labrador porque su presencia en plató no iba a ser buena para él. El tronista muy serio, ha escuchado atentamente a su pretendienta asegurarle a Antonio David que no tenía fuerzas para más y a Nagore reconocerle que seguramente sea una inmadura sentimental, pero que se tenía que marchar. El tronista estaba intentando mantener el tipo y lo ha conseguido a pesar, de que Jenny se ha puesto de rodillas delante suya para pedirle que la entendiera. El tronista no podía decirle nada más de lo que ya le había dicho, pero ha vuelto a hablarle con muchísimo cariño y explicarle, que él había luchado por la relación, pero que sí no podía ser no pasaba nada porque él sigue abierto al amor y está seguro de que en algún momento encontrará a una chica que le acompañe en esta etapa tan feliz que está viviendo. Su historia de amor había llegado al final y los jóvenes la han cerrado con un abrazo y un adiós.
El tronista ha intentado con todas sus fuerzas no romperse en el trono tras la marcha de Jenny porque aunque estaba muy ilusionado con ella y sintió algo especial desde el primer día, algo en su corazón le decía que tarde o temprano Jenny se iba a marchar. Rafa se ha levantado para darle un abrazo a su amigo, consciente de que lo estaba pasando muy mal, y le ha dicho que era mejor que esto hubiera pasado ahora y no cuando la relación estuviera más avanzada. Rafa tiene la sensación de que Jenny no ha estado a la altura y le ha dicho a Labrador que ya le contará un par de cosas para que termine de desilusionarse del todo. Unas palabras, que han hecho temblar los cimientos del plató y que Emma quería que Rafa contara antes de que Jenny, quién estaba llorando fuera de cámaras, se marchara para que se pudiera defender. Nagore ha tenido la sensación de que Rafa se lo estaba inventando y Jenny le ha pedido que contara lo que tuviera que contar porque estaba harta de los ataques gratuitos.
Todo el mundo estaba deseando que Rafa contara de una vez qué era lo que le habían contado de Jenny, pero el extronista en lugar de contarlo directamente ha querido darle las gracias a la pretendienta por haber desaparecido de la vida de Labrador antes de hacerle más daño. Al parecer, a Rafa le han ido contando muchas cosas de Jenny, pero como la veía tan entregada con su amigo en plató no había querido creérsela, pero al ver que en el momento que Labrador le había dado todo y le había abandonado de esa manera, le habían entrado las dudas. Jenny ha entrado al plató para saber qué tenía que contar Rafa de ella y el extronista le ha pedido que se sentara para escucharle atentamente.
Tras unos minutos de publicidad, Rafa ha vuelto a poner en situación a Jennifer sobre el voto de confianza que le había dado respecto a su amigo Labrador, pero ha terminado soltando la bomba. Rafa ha gritado a los cuatro vientos que Jenny tiene novio fuera del programa. El extronista no podía decir el nombre del joven, ni cuál es su profesión porque es alguien muy conocido, pero sí ha dicho que es un deportista de élite. Dato que ha necesitado Labrador para decir que él ya estaba al tanto de ese asunto y que se había intentado hacer el tonto. Jenny ha negado cualquier relación sentimental con el deportista y ha explicado que su representante es muy amigo de éste y que por eso se la ha visto con él en muchos locales de Madrid. Un argumento que podía servir para muchos, pero que ha llevado a Labrador a querer saber por qué se dejaron de seguir en Twitter. Jenny se ha reído y ha contado que fue por un problema que tuvieron, pero el tronista tiene la sensación de que es para no despertar sospechas sobre su relación. Estábamos ante un superconfidencia y Jenny necesitaba un argumento de peso para salir ilesa de la situación así que, le ha recordado a Rafa Mora que el chico del que estaban hablando tenía novia y que eso era algo público. Pero, ¿quién le dice a los tronistas que ese chico tenga novia le libra de tener alguna que otra amante?
Jenny ya no sabía cómo salir del jardín en el que se había metido cuándo se ha encontrado con una pregunta de Labrador que le ha rematado. El tronista ha querido saber si en alguna ocasión ella y el deportista había buscado piso para pasar la noche porque a él le constaba que sí. Jenny se ha vuelto a reír y lo ha negado pero en ese momento, Emma ha tenido claro que la relación de Labrador y Jenny había llegado al final y que no había vuelta atrás.