Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Labrador se agobia con el reto de Ana: "No me despeines"

Las tres pretendientas de Labrador viven en Barcelona, por eso han decidido homenajear en un reto a la Ciudad Condal. Thais se ha disfrazado del lagarto del Parque Güell, Laia se ha metido en la piel de una guiri para después quedarse en camiseta y shorts ajustados y, por último, Ana 'Veterana' se ha vestido de demonio de 'Correfoc'. Pero en el momento en el que ha puesto unos cuernos a su tronista, Labrador se ha enfadado mucho y lo ha tirado todo al suelo. 

Thais ha entrado en el plató reptando por el suelo, algo que le ha llamado mucho la atención al tronista porque no entendía muy bien por qué lo estaba haciendo, "¿qué hacías?", le ha preguntado muy interesado en este reto. Emma le ha pedido que explicara el espectáculo que había hecho porque era muy original, se había disfrazado de la estatua de lagarto que hay en la entrada al Parque Güell en Barcelona. Labrador no tenía "ni idea" a lo que se estaba refiriendo Thais hasta que se lo ha explicado. 

La pretendienta más tímida de Labrador ha sorprendido al tronista con este reto. Primero, ha entrado vestida de guiri haciéndose fotos con los monumentos más turísticos de Barcelona, y despúes, se ha quitado la ropa para quedarse con una camiseta con el nombre de 'Labra' y unos shorts muy cortos y ajustados para bailar para el tronista. Labrador no podía dejar de mirarla y ha exclamado, "¡Me está gustando Laia!". Los asesores no estaban de acuerdo con este desfile, por un lado Luis Rollán ha quedado entusiasmado con la pretendienta, pero Nagore ha sido mucho más crítica con ella, "me podéis explicar qué ha hecho nuevo esta chica, siempre hace lo mismo, sus cuatro volteretas y las cuatro chorradas", ha dicho. 
Ana 'veterana' se ha esmerado mucho en este reto. La pretendienta ha entrado disfrazada de demonio de 'Correfoc', "es una manifestación cultural que hay en Valencia y Barcelona", ha explicado. Pero se ha llevado una gran sorpresa al ver que a su tronista no le ha gustado nada lo que le había hecho, cuando ha llegado le ha colocado unos cuernos de diablo y un pañuelo, y eso a Labrador le ha empezado a agobiar, y se lo ha quitado corriendo. "Estoy flipando y con ganas de no volver a hacer ningún reto para él", ha dicho muy dolida por la falta de respeto del tronista. Además le ha traído un postre típico de la Ciudad Condal, pero tampoco ha acertado con este detalle. 
Labrador