Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bea, una vampira de after

Bea ha entrado en el plató convertida en una vampira un tanto "choni" y bailando sin parar. Aunque no se ha resistido a morder a su tronista en el cuello, la pretendienta ha dejado claro que ella era una vampira del siglo XXI y que su intención no era darle miedo a Iván y sí, llevárselo para su casa. A Iván no le ha desagradado el reto, pero cuando ha visto que tenía las mismas lentillas que Rocío ha tenido la sensación de que se habían ido juntas de compras.