Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bea, la medusa del amor

Bea se ha olvidado del mal rato que pasó en el anterior programa y ha entrado en el plató convertida en una divertida medusa. Dispuesta a sacarle una sonrisa a su tronista, Bea ha intentado evitar el tema del cambio de bando, pero no ha tenido más remedio que volver a ponerse seria y reprocharle al tronista su desafortunado comentario.