Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sofía, a Hugo: “Te vas a ir a casa y vas a pensar lo que quieres porque yo no te quiero”

"Tú audio me da asco" o "No vuelvas a acercarte a mí", son algunas de las perlitas que Sofía le ha regalado al hombre por el que había perdido la cabeza, tras descubrir que le gusta más el trono que ella. La tronista estaba dispuesta a perdonarle todas las confidencias a Hugo y él está convencido de que se va a arrepentir pero de momento, Sofía ha decidido empezar a quererse un poquito.

Sofía estaba totalmente destrozada, no podía creer que Hugo le hubiera dicho a un miembro del equipo que quería ser tronista y que lo haría muy bien. La tronista estaba desorientada, pero en ese momento la realidad le ha dado en la cara y ha reaccionado. Sentía que Hugo le había traicionado y le ha reprochado con dureza su actitud. El pretendiente estaba contra las cuerdas y han intentado explicar que él simplemente respondió a una respuesta sobre un futuro sin ninguna mala intención. "¿Qué futuro? Sí me estás diciendo que el futuro lo quieres conmigo?", le ha reprochado Sofía sin dar crédito a la actitud de su pretendiente. Hugo no sabía qué más decirla para que entendiera que ahora mismo la quiere a ella y no al trono, pero la tronista lo estaba pasando muy mal y Emma ha querido frenar la situación.
Hugo estaba totalmente desarmado y se le ha pasado por la cabeza que el programa le hubiera tendido una trampa, pero superada esta duda y tras escuchar los argumentos de Nagore, ha pedido que pusieran la conversación entera. Emma le ha dicho que la iban a buscar, pero que le estaban diciendo desde dirección que la conversación completa iba por la misma línea y que él único problema que veían en las palabras de Hugo era que acababa de salir de una cita sin cámaras con Sofía y que le faltó decir que le gustaría ser tronista, pero que en ese momento lo que quería era estar con Sofía. Hugo ha comenzado a explicar que él no quiere el trono porque quiere muchísimo a Sofía y lo único que le importa es irse con ella de la mano. Sofía, como es natural, no le creía ni una sola palabra y el pretendiente ha tomado la decisión de marcharse porque él siente que vale muchísimo como persona y no se merece la situación que se estaba produciendo.
El pretendiente ha cumplido su amenaza de marcharse y ha salido del plató, pero Sofía se ha quedado inmóvil. Ante esta situación, Jenny se ha levantado del trono para darle un abrazo a Sofía y pedirle que no se viniera abajo por un chico que no merece la pena. La tronista se siente muy identificada con Sofía porque ella también sufrió las mentiras de Hugo y ha querido demostrarle su apoyo como mujer. Sofía ha regresado a su trono y ha vuelto a explicar que se sentía traicionada, pero no ha podido decir mucho más porque Hugo ha vuelto a entrar en el plató hecho una furia.
Sin dar crédito a lo que estaba sucediendo, Hugo ha regresado al plató para hablar con Sofía, pero la tronista le ha pedido que no se acercara a ella y le ha decidido su trono. La tronista estaba fuera de sí y Emma le ha pedido que saliera del plató hasta que estuviera más relajada porque no quería que tuviéramos consecuencias peores.
"No quiero hablar nada más contigo", "Tu respuesta me da asco"... Así ha reaccionado Sofía cuando Hugo ha hecho caso omiso a Emma y ha ido a hablar con ella fuera del plató. La tronista tenía claro que no quería que Hugo continuara su lado, pero él ha seguido intentando explicarle que él no quiere el trono y que tarde o temprano se va a arrepentir porque todo lo que han dicho de él es mentira. Sofía estaba deseando que la conversación terminara, pero Hugo se resistía a marcharse a su casa para no volver y ha tenido que ser Isaac el que se metiera en medio de la conversación y le pidiera a Hugo que se marchara.