Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvaro: "Ahora es cuando más ganas tengo de luchar por ti y de seguir conociéndote"

En su tercera cita con Noel, Álvaro quiso aconsejarla para que dejara a un lado las broncas y se centrara en sus pretendientes. Aunque hablaron sobre ellos, al final, la cita no resultó como la tronista esperaba. Pero no todo estaba perdido, porque tras ver la cita, el pretendiente quiso demostrarle a Noel que estaba más dispuesto que nunca a luchar por ella y que haría todo lo que hiciera falta para conquistarla.
Nada más ver a Noel, Álvaro fue al grano y quiso darle un consejo a su tronista: "Tienes a todo el mundo en contra tuya, te quieren sacar de quicio y quieren que tu imagen sea esa. Y lo que no debes hacer es entrar en ese juego". Noel le comentó que era algo complicado pero, el chico le repitió que lo mejor era que se olvidara de todo el mundo y se centrara en sus pretendientes.
Para cambiar de tema, , su pretendiente más insistente. El chico lo tenía claro: "Me ha dicho que él en tres días sabía muchas más cosas que el resto. No sé que tendrá que ocultar, de qué se estará callando, no tengo ni idea, pero sé que se refiere a nosotros, pero mientras no saque mierda de los demás... porque ése no es el camino". La tronista le preguntó si él tenía algo que ocultar, a lo que el chico le contestó negativamente, y con permiso de Noel, le quiso mandar un mensajito a Carlos: "No vuelvas más, que eres muy pesado". Noel quiso saber qué pensaba Álvaro de Carlos
Otra cosita que la tronista quería comentarle a Álvaro era la burla que Tamara había hecho sobre los andaluces, pero en este caso, el pretendiente tenía una opinión diferente a la de Noel: "A mí me ha gustado lo que me ha dicho, porque me ha dicho que le encanto y que le gusta como soy". Antes de despedirse, el pretendiente, muy pícaro, le dijo a su tronista: "Cuando no sepas a quien darle una cita, me la das a mí, que yo sin ningún problema".
Tras la cita, la impresión que Noel había sacado de ella no era muy positiva: "La cita ha sido muy fría y yo necesito algo más de vidilla y de ilusión. Ya que tenemos ese feeling, que nos hemos dado cuenta los dos, me gustaría que empezáramos a pasarlo un poco mejor". Álvaro tenía otra percepción, el chico sentía que cada vez tenía más confianza con ella y se sentía más a gusto: "Esto va avanzando, que es de lo que se trata. Vamos para adelante, que es lo importante".
Ya en plató, Noel fue sincera y comentó como había visto la cita: "Vi mucha falta de motivación y, por parte de Álvaro, vi un poquito de frialdad". Pero, a parte de eso, Noel se había dado cuenta de que el chico no estaba bien y quería saber lo que le sucedía. El chico le pidió, que para tener un poco más de intimidad, se fuera con él a la mesa camilla, pero antes de que empezara a contarle nada, Lorena soltó: "Quería decirle a Noel que, por favor, busque un novio no un pagafantas". Aunque aclaró que no lo decía solo por Álvaro, el chico quiso contestarle: "Lo único que te quiero decir es que te metas en tus asuntos, que conozcas a tus pretendientes y a los de enfrente los dejes tranquilos. Que desde que entraste estás metiéndonos caña". Noel se pronunció sobre eso y dijo que su compañera de trono se refería a que todavía no sentía nada por ninguno de sus pretendientes y que lo único que quería era ayudarla.
Una vez volvió la calma, el pretendiente quiso decirle a su tronista lo que le sucedía: "Me he sentado aquí porque es verdad que estoy triste, porque llevamos un tiempo aquí en plató que solo hay enfrentamientos y así no avanzamos", y añadió: "Luego nos decís que si somos unos aburridos, que las citas son muy aburridas, que somos muy sosos... ¿Y qué pasa? Que aquí se forma una que cuando la pobre muchacha llega a la cita está hundida". A donde realmente quería llegar Álvaro era a que había notado que su relación se había enfriado, y por eso quería decirle: "Ahora es cuando más ganas tengo de luchar por ti y de seguir conociéndote". Para empezar a demostrárselo le regaló un dardo, porque como él llevaba una diana dibujada en su camiseta, así le sería más fácil centrárse en él.