Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvaro: "¿Qué te pones para dormir?"

Con dos tequilas sobre la mesa, Álvaro ha afrontado su segunda cita con Maite esperando que la tronista cambie la impresión que tiene de él, sobre todo después del primer encuentro que tuvieron. "He preparado esta cita para que la cosa vaya mejor y no se piense que soy un prepotente y un soberbio". Maite, por su parte, esperó que la segunda cita fuera más relajada de la primera: "Me da la sensación de que me he llevado una mala impresión de él". También ha mostrado su interés en seguir conociéndole, ya que, según ha dicho, en una segunda cita se ven más cosas que en la primera. "Por su comportamiento también me puedo dar cuenta de cómo es", ha añadido la tronista.
Álvaro no quería olvidarse de nada de lo que deseaba saber de Maite, por eso escribió en un papel todas las preguntas que tenía intención de hacer a su tronista. Para animar la cita, el pretendiente propuso a Maite un juego: "Vamos a hacernos una pregunta cada uno". Maite se mostró dispuesta a corresponderle.
Lo que más le hace desconfiar a la tronista de un chico es que tenga demasiada vida social y, sobre todo, que no se cuide más que ella. Maite, continuando con el juego, preguntó a Álvaro las cualidades que tiene que tener su chica ideal. El pretendiente contestó: "Me gusta que me haga reir, que sea segura de si misma y que me sorprenda porque odio la monotonía".
El lugar en el que más le gustaría estar a Maite es en una playa brasileña. Álvaro, por su parte, no dudó en desear estar allí también, afirmación que la tronista matizó: "Ojalá vaya yo. Que tu estés allí conmigo, ya se verá". Maite recordó la desastrosa primera cita que tuvieron, y el pretendiente le rogó que la olvidase: "Estaba muy nervioso porque me intimidas. Eres muy guapa, y eso me pone nervioso porque no quiero meter la pata".
Pero Álvaro tenía una pregunta mucho más picante: "¿Qué te pones para dormir?". Maite respondió que depende de cada día, de lo cómoda que quiera estar. El pretendiente la invitó a ir "ligera de ropa cuando, en un futuro, estén los dos juntos". Maite, por su parte, no termina de ver seguro a Álvaro en sus citas. Después de su expulsión , Maite se quedará con las ganas de conocerle mejor.