Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amal (entre lágrimas): "Me imaginaba que iba a ser de otra manera"

Amal estaba deseando tener una cita con Oliver para mostrarle su lado más juguetón y asegurarle que no era una chica "empanada". Sin embargo, los nervios y un par de comentarios sobre sus pechos por parte de Oliver le dejaron completamente bloqueada. Algo que hizo que Oliver se cansara de preguntar y abandonara la cita antes de tiempo. A Amal solo le quedó lamentarse y llorar.
 
 
 
 
La joven comentó que estaba muy nerviosa y que no sabía que decir pero, Oliver se pensó que estaba bromeando e insistió en que siguiera preguntando o contando cosas. Amal no mentía y no fue capaz de volver a expresar una frase con sentido. Incluso, pidió a los cámaras que dejaran de grabar porque estaba bloqueada.
 
 
La cita comenzó con el tema familiar. La pretendienta quiso saber cómo era la relación de Oliver con su familia y contarle que ella estaba viviendo una situación similar. Amal sufría malos tratos por parte de su madre y se fue de casa a los 17 años. Los jóvenes tenían en común su paso por un centro de menores y posterior permanencia en un piso tutelado. La cita iba bastante bien hasta ese momento.
Oliver quiso cambiar de conversación. "¿Son operadas?", preguntóOliver refiriéndose al pecho de su pretendienta. Amal fue sincera y le dijo que no, que eran naturales. El alicantino no daba crédito ante tanto volumen y ambos comenzaron a bromear sobre el tema. Sin embargo, la situación un poco subida de tono hizo que los nervios se apoderaran de Amal.
Ante esta situación, Oliver decidió dar por terminada la cita y se marchó. Amal no podía creer lo que estaba sucediendo y rompió a llorar. "Me imaginaba que iba a ser de otra manera", aseguró.
Olive salió un poco decepcionado de la cita y volvió a reiterar que pensaba que era una chica muy empanada. Ya en plató, el campeón de Taekwondo estuvo a punto de expulsar a Amal pero, algo le dijo en su interior que le diera una nueva cita para ver como actuaba sin estar tan nerviosa.