Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andrés: "Venir aquí era la ilusión de mi vida"

No todo son peleas y desamores. Andrés, un gran fan del programa, ha asistido como público para cumplir la ilusión de su vida. Tras pasar muchos momentos dolorosos en su vida, ahora a Andrés, ver 'Mujeres y Hombres' le da vida, alegría y haber podido formar parte de él por un día le ha hecho "El hombre más feliz de la tierra".
"Es la primera vez que vengo al programa y soy el hombre más feliz de la tierra, sin lugar a dudas" . Esto fue lo primero que quiso decir Andrés, un gran fan de 'Mujeres y Hombres'. Quien aseguró que "Desde Soraya y Tamara, no he perdido ni un solo programa".
Andrés vino al programa acompañado de su nieto, quien aseguró que una de las ilusiones de su abuelo era asistir como público a 'Mujeres y Hombres y Viceversa' porque "Lleva viendo el programa desde hace dos años". Andrés dijo que cuando veía el programa desde casa y se daba cuenta de todas las historias que se montaban, muy lejos todas del amor, "Me enfado, y como he sido jugador y entrenador de fútbol, tengo el pito con el que dirigía a los jugadores, y quiero traer ese pito para cuando no me guste alguna cosa, pitarles".
Emma García pidió al nieto de Andrés que contara los motivos por los que había traído a su abuelo al programa, una historia, que según la pres
entadora, la emocionó muchísimo y la hizo llorar. Al final, fue el propio Andrés quien contó la enternecedora historia: "Un hermano mío murió a los 27 años en una fábrica de harinas. Yo ese día me levanté a las cuatro de la mañana para hacerle compañía porque era muy pequeño. A las diez de la mañana nos llamó mi madre para que desayunaramos. Él comió muy poquito y de pie, yo me esperé diez minutos más. Al salir estaba mi padre despachando harina y me dijo: 'Jesús, sube a la fábrica que no veo a Pepe'.Subí y no estaba, y mi padre me mandó a buscarlo al sótano. Allí estaba el motor que accionaba la fábrica y a la izquierda, la transmisión de dieciséis metros de larga con las poleas. Yo iba confiado sin esperarme lo que me esperaba y cuando di dos o tres pasos casi me eché encima de mi hermano que ya estaba de cuerpo presente".
Andrés continuó contando que "Aquello me dio mucha dureza, llegué a perder el habla. Fueron los momentos más difíciles y más terribles de toda mi vida. Pero a los dos años, pasé por el cementerio, y yo sabía que lo iba a ver, que quería decirme algo y allí estaba en la puerta. Cuando volví al pueblo me di cuenta de que él quería hablar conmigo y me dije que si no volvía era un cobarde. Volví y me fijé en lo que creía que era mi hermano pero no, era un arbolillo. Entonces me di cuenta de las mentiras que se pueden echar en la vida teniendo miedo y desde ese momento perdí el miedo".
Después de haber pasado muchos malos momentos en su vida, a Andrés el programa le daba vida, le daba alegría, y por eso, aseguró que "Era la ilusión de mi vida venir al programa. Ver a tanta gente a la que quiero era mi ilusión, y esa ilusión he logrado conseguirla". Emma explicó que le habían dicho que "Cuando Andrés está triste siempre se pone el programa", y él le contestó que "Hay muchos que me censuran y me dice que qué me da el programa para a la hora que empieza estar siempre delante de la televisión y yo les digo que porque me encanta y porque Además, contó que gracias a 'Mujeres y Hombres' había conseguido salir adelante y levantar su estado de ánimo: "Yo estaba demacrado, venían mis hijos a verme y no quería verlos, y me encerré en una habitación durante mucho tiempo", y añadió que para curarse, uno de sus 'tratamientos', el más importante para él, fue ver el el programa día a día. para mí es lo más bonito que hay en la tele".