Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ángel: "Soy una buena muralla para Astry"

Una vez más, la cita de Astry y Ángel resultó ser un gran acierto. Y es que, el guardaespaldas cumple su función a la perfección con la tronista y le transmite una seguridad y una confianza que se ve reflejada en la sonrisa de Astry. Sin embargo, para muchos y después de lo que pasó minutos después de ver la cita, entre ambos solo existe una bonita amistad.
 
 
 
 
 
Astry se sinceró con su 'gradullón' y comenzó la cita asegurándole que su experiencia como tronista no estaba resultando tan placentera como ella había pensado y muy pronto sacó el nombre de Fausto a relucir, "se me ha caído todo al suelo". Sin inmutarse, Ángel le ha asegurado que él no había ido al programa ha meter mierda contra nadie pero él lo había visto y no podía callarse. Por su parte, la modelo le comentó que ella pensaba que en ocasiones se protegían unos a otros antes de sacar el tema de Manu, un tema que pareció no gustar demasiado al catalán quien le recomendó que tuviera una cita con él para intentar descubrir toda la verdad. "No me gusta que me digan lo que tengo que hacer", fue la respuesta de Astry antes de que Ángel le aclarase que sólo se trataba de un pequeño consejo para que ella aclarase todas sus ideas.
Todo apunta a que la cita se iba a convertir en un interrogatorio por parte de la cubana, quien no tardó en sacar en la conversación el nombre de José Acera, "Yo voy a luchar contra él, a éste le dejo yo rápidamente en Tarragona", contestó en seguida Ángel. En un tono un poco derrotista y visto desde fuera, anunciante de lo que estaba por suceder, Astry le comentó a su pretendiente que todavía no había llegado el momento en el que dijera: "Hasta aquí, nos vamos y ya está". Algo que no gustó demasiado a Ángel quien insistió en que ella debería de continuar en el programa hasta que saliera con él de la mano.
Nada más terminar la cita, ambos estuvieron de acuerdo en asegurar que no habían tenido oportunidad de hablar demasiado de ellos pero, que tenían que aclarar unos asuntos pendientes que estaban preocupando a la tronista.Ángel por su parte, estaba convencido que Astry con él se siente muy a gusto y que es una buena muralla para protegerla, mientras que la modelo pensaba que últimamente él estaba un poco alborotado.
Nada más volver en plató, de nuevo, la ausencia de Astry en su trono hizo que nadie comentara demasiado la cita y que simplemente se dedicaran a preguntarse el motivo de su ausencia. Sin embargo,Fausto no perdió la oportunidad de tirar una pequeña lanza y aseguró que él en el cita solo había visto a un par de amigos.