Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Animales y viajes, puntos en común de la pareja

Alejandro ha elegido a Diana para tener su segunda minicita en el plató. La pareja conversó sobre los viajes de la pretendienta en un ambiente caracterizado por los nervios y la timidez de esta primera toma de contacto.
El francés decidió tener su segunda minicita con la pretendienta rubia. Se sentaron en el sillón y Alex le hizo una foto a la maña, pero todos los movimientos eran tímidos y los intentos de romper el hielo eran nulos.
Alejandro le preguntó sobre su carrera y de dónde era. Esto les dió pie para hablar animales, ya que Diana estudia veterinaria. Esto fue un punto en común para ambos, Diana afirmaba que "los animales son mi pasión", y la pareja habló sobre sus propias mascotas.Otro punto de analogía fueron los viajes, tema en el que la pareja encontró un punto de apoyo para romper el hielo y mantuvieron una conversación bastante fluida. Dentro de la multitud de viajes que ha realizado Diana, surgió París, ciudad que el francés conoce a la perfección y parece que su pretendienta también. Y es que el tema de los viajes comienza a ser algo típico en las minicitas del nuevo tronista.
En plató, Raquel alabó el comportamiento del tronista: "me gusta ver el interés por parte de Alejandro hacia las chicas. Escucha mucho a sus chicas y pone interés en ellas". Paco también ensalzó la naturalidad del tronista: "Creo que es una continuación de la realidad, de lo que está ahí fuera, de lo que no se ve en la televisión. Lo vemos sentado ahí, intenta hacer la foto para romper el hielo pero no se acaba de romper, es una situación tensa. Encuentran el enganche de los viajes y acaba siendo una conversación bastante fluída".
Sin embargo, Gema opina que la minicita fue peor que la que tuvo con Scherezade: "La he visto más fría, un poco más forzada". Por su parte, la barcelonesa mostró su apoyo a Diana reconociendo que en esos primeros momentos es normal estar tan nerviosa, y que ello hace necesario engancharse a cualquier conversación que surga para poder conocer a Alejandro. Aún así, se queda con su minicita, aunque no tiene problema en reconocer que: "El lenguaje corporal de Alex ha sido más receptivo con ella que conmigo".