Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio: "Hace unos días era Luz, ahora es Carmen, y a lo mejor mañana eres tú"

La primera cita de Antonio y Vanesa destacó, sobre todo, por los nervios de la pretendienta. Además de los nervios típicos de un primer encuentro había que sumar que el tronista llevó a la chica a una ganadería donde los toros se encontraban a escasos veinte metros de ellos, lo que impidió que Vanesa pudiera estar tranquila.
Vanesa , al llegar al lugar de su cita con Antonio, estaba algo acongojada. El torero la llevó a una ganadería y quiso tener el encuentro dentro de la dehesa donde se encontraban los toros. Al verla tan asustada, el chico no dudó en tranquilizarla: "Dame la mano y no tengas miedo, que vas con un torero", le dijo.
Como era lógico, al ver la reacción de la pretendienta, Antonio quiso saber si le gustaban los toros y ella le contestó: "Si me gustan, pero detrás de la barrera", le dijo. De broma, el tronista la advirtió que si un toro se ponía nervioso y empezaba a correr, él no dudaría en salir corriendo, pero Vanesa que sabía que el chico era todo un señor, le dijo: "Pero como eres un caballero, primero las mujeres y luego los hombres", le pidió.
 
Una vez más tranquilos, y que después no había tenido muchas más relaciones, porque, según ella, "No encuentro lo que quiero". Vanesa le contó a su tronista que ella había tenido una relación de ocho años que no cuajó
 
Obviamente, Antonio le preguntó qué era lo que buscaba y ella le contestó: "Busco una persona, sobre todo, con las ideas claras, responsable y que piense de una manera adulta", le contó. Al escucharla, Antonio se sintió halagado, ya que si ella estaba intentando conquistarlo era porque él reunía todas las cualidades que ella buscaba.
 
Vanesa lo había pasado muy mal con su relación pero, aún así, seguía creyendo en el amor: "Yo creo que hay alguien que es para mí", afirmó. La pretendienta le contó también que ella con veintidós años ya estaba pensando en hipotecas y que nunca había sido una chica de salir por discotecas y estar con muchos chicos. Antonio le comentó que a él le había sucedido algo parecido, ya que al entrar en el mundo de los toros, se centró en ello y dejó de lado su juventud.
 
Antonio le dijo a Vanesa que él tenía muchas ganas de conocerla, algo que ella le agradeció y le afirmó que iba a luchar para que su relación avanzara:, le aseguró. Antes de despedirse, el torero le hizo una confesión: "Hace unos días era Luz, ahora es Carmen, y a lo mejor mañana eres tú", le dijo. "Hace unos días era Luz, ahora es Carmen, pero yo no me voy a rendir"
 
Tras la cita, Vanesa confesó que durante la cita . La pretendienta había sacado una conclusión muy importante de la cita: "Antonio no sabe o no encuentra lo que quiere", aseguró. Pero estaba dispuesta a que fuera ella la mujer que pudiera encajar con él: "Tenemos muchas cosas en común, ojala sea yo", dijo. había estado muy nerviosa y había notado algo frío aAntonio
 
Antonio comentó que entendía que el lugar no era el más apropiado para una primera cita, ya que Vanesa estaba tan nerviosa que no había podido disfrutar, pero aún así, había visto algo en ella: "Me ha gustado su forma de contestar, es ágil de mente y se le ve transparente, natural", aseguró.